Yenci Aguilar Arroyo.20 septiembre
A doña María Lía le urgía la cita para que el médico le recetara Ensure, un suplemento alimenticio. Cortesía.
A doña María Lía le urgía la cita para que el médico le recetara Ensure, un suplemento alimenticio. Cortesía.

Aunque la cédula de doña María Lía Loaiza venció hace 10 días, el personal del Hospital Blanco Cervantes no podía negarle la atención correspondiente, debido a que por estar en período electoral, el documento no pierde validez.

Luis Guillermo Chinchilla, director del Registro Civil confirmó que el artículo 94 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) establece que el año previo a cualquier proceso electoral, ya sea nacional o municipal, la cédula se mantiene vigente para cualquier trámite.

Hasta tres meses antes. Si no se está en período electoral, no se puede extender la vigencia de la cédula. El documento se puede renovar el mismo día que se vence o inclusive tres meses antes. En la sede central del TSE, la cédula se entrega en una hora y en sedes regionales se puede retirar el documento en dos días hábiles.

“Las cédulas tienen una vigencia de 10 años y después de su vigencia, ese documento pierde validez. Sin embargo, el artículo señala que si se encuentra en el año previo a la fecha de una elección, la cédula de identidad y la inscripción del ciudadano como elector permanecerán válidas, en todos sus efectos hasta el día de la elección”, comentó.

A la viejita, de 99 años, le negaron la atención médica el jueves porque su cédula de identidad estaba vencida. Esteban Calvo, nieto de Loaiza comentó que la cita era de vital importancia porque ese día el médico la pesaría y le recetaría el suplemento alimenticio Ensure, el cual se toma por las noches.

La Teja consultó a la CCSS sobre este tema, sin embargo, al cierre de edición no hubo respuesta.

Con cédula en mano

Calvo confirmó que a eso de las 8 a. m., funcionarios del TSE llegaron a la casa de la señora, en Torremolinos de Desamparados para realizar el trámite de renovación de la cédula y antes del mediodía ya tenían documento en mano.

“Hoy se sorprendió un poco cuando llegaron los trabajadores del TSE, porque nosotros no le contamos el problema con la cita, lo que hicimos fue decirle que la doctora no estaba, así no la íbamos a preocupar”, comentó.

El nieto de doña María Lía confirmó que, afortunadamente, el jueves anterior le donaron un tarrito de Ensure, con el que se la podrá jugar durante una semana.

Más personas le ofrecieron ayuda para llevarles más suplemento durante el fin de semana.

A cita el lunes

Katrin Kulzer, jefa del servicio de Consulta Externa del Hospital Blanco Cervantes, comentó que se está coordinando para atender a doña María Lía el lunes por la mañana.

“Estamos coordinando para que una ambulancia la recoja en su casa y luego de que sea atendida, enviarla a casa igual en ambulancia”, expresó.

Por otro lado, Milena Bolaños, directora del centro médico, manifestó que la situación acontecida el jueves anterior les permite hacer un análisis interno para detectar las oportunidades de mejora y evitar que esta situación se repita.