Eduardo Vega.29 octubre, 2017

Las brujas sí existen y en Costa Rica hay varias. No toda mujer que dice llamarse bruja lo es, incluso, entre ellas saben que la mayoría son bateadoras o mentirosas, porque saben un par de truquitos ya se creen brujas, pero no lo son.

Brujas buenas, buenas, de las que en verdad tienen poderes, no hay ni diez en el país, por dicha. Pudimos encontrar una para conversar de hechizos, maldiciones, entierros y lo que es ser bruja en este 2017.

Olvídese de la típica bruja de los cuentos que es una viejilla toda fea, con una verruga en la nariz, que se ve toda añeja y que se ríe horrible, eso solo existe en los cuentos de hadas. Las brujas de hoy día son madres, son profesionales con título universitario, tienen trabajo y andan en un carrazo.

La bruja de verdad que encontramos, no nos dijo el nombre con el que aparece en el Registro Civil por asuntos de seguridad, pero sí nos dio su nombre de bruja: Samantha, quien tiene 40 años, es madre, esposa y ama de casa. Fue a ella a la que entrevistamos.

Las brujas verdaderas que hacen el bien creen en Dios; sin embargo, también están las oscuras que creen en los demonios. Foto de www.shuttersctock.com
Las brujas verdaderas que hacen el bien creen en Dios; sin embargo, también están las oscuras que creen en los demonios. Foto de www.shuttersctock.com

–¿En verdad existen las brujas?

–Claro que sí existen, yo soy una de ellas, de hecho, existimos varias en Costa Rica, varias, no llegamos ni a diez, porque cuando me preguntó si existen las brujas yo hablo de una bruja de verdad.

–¿Qué significa para usted una bruja de verdad?

–Una bruja de verdad es de bajo perfil, no se anda mostrando a todo el mundo, se cuida mucho. Una bruja de verdad nace con dones como el de adivinar el futuro, liberar a poseídos por espíritus malignos, ser médium. La bruja de verdad se va perfeccionando con el tiempo, va ganando habilidades como la hechicería, pero los dones ya los tiene de nacimiento.

–¿Hay brujas de paquete?

–Son de las que más hay en este país. Son esas que andan buscando quitarle la plata a la gente diciendo que les ayudan en esto y lo otro. La bruja de verdad no cobra, porque los dones no los compró, se le fueron dados al nacer.

–¿Ser bruja es ser mala persona?

–Eso es algo que con el tiempo nos han tirado encima, que las brujas somos malas, no es así. Claro, hay brujas malas, que son brujas de verdad y están del lado maligno, pero son muy pocas. Una bruja, precisamente por los dones que tiene, siempre se inclina por ayudar a los demás.

–¿Hay varios tipos de brujas?

–Hay buenas y hay malas, eso es todo. Lo que sí existe es niveles de brujas, algunas tienen más capacidades que otras, algunas tienen sus dones más desarrollados que otras. También hay quienes se interesan en la brujería y estudian mucho, aprenden mucho, pero son solo eso, mujeres que saben mucho de brujería, pero no son brujas.

Olvídese de aquellas brujas de los cuentos que viven escondidas en una casa vieja en medio de un bosque perdido, las brujas del 2017 hasta tienen títulos universitarios, sin embargo, siempre usan varita y escoba. Archivo.
Olvídese de aquellas brujas de los cuentos que viven escondidas en una casa vieja en medio de un bosque perdido, las brujas del 2017 hasta tienen títulos universitarios, sin embargo, siempre usan varita y escoba. Archivo.

–¿Una bruja puede hacer daño?

–Sí. Mucho daño. Una buena bruja puede matar con solo un hechizo. Pero repito, una bruja con dones nunca buscará hacer daño, porque sabe de lo que es capaz y más bien se cuida de no afectar a las personas.

–¿Y si la torean, la enojan?

–Créame una cosa, ni usted ni nadie quiere enfrentarse con una bruja enojada. El peor error que una persona puede hacer es enojar una bruja, ahí sí que no hay quien lo pueda proteger. De una vez le doy un muy buen consejo, jamás, pero jamás, enojen a una bruja.

–¿Si una bruja mala me tira un maleficio, una bruja buena puede ayudarme?

–Sí. Las brujas tienen muy claro sus capacidades y entienden que hay bien y hay mal, entonces, se conocen perfectamente las herramientas para hacer el bien y para hacer el mal. Si alguien sabe que una bruja mala le tiró un maleficio, lo ideal es que busque una bruja buena, no se vaya donde cualquiera, porque puede ser peor.

–¿Por qué puede ser peor?

–Cuando una persona no sabe lo que está haciendo en temas de brujería, puede hasta hacerse daño sola, incluso puede abrir puertas a demonios y ya después cuesta mucho cerrarlas. Una bruja no es una mujer que se viste de negro, pone cuatro candelas y aprende dos hechizos, hablamos de algo serio que puede ser muy peligroso.

–¿Una bruja puede salvar una vida?

–Perfectamente. Como le dije, hay hechizos muy poderosos que pueden tirar en una cama a una persona y los doctores jamás dan con lo que tienen, se enferman y hasta agonizan y nadie entiende por qué, es ahí cuando la bruja actúa para eliminar un hechizo malo. La bruja puede matar, pero también salvar una vida.

–¿Se nace bruja?

–Sí. Es un asunto de ADN, se trae en la sangre, en las venas, en los genes. Es heredado, pero no necesariamente por la mamá, puede ser que por la abuela, la bisabuela o la tatarabuela, ser bruja es algo biológico, no es algo que se aprende en los libros de brujería.

Cuando una bruja está del lado del mal, en verdad puede hacer mucho daño. Foto Melissa Fernández.
Cuando una bruja está del lado del mal, en verdad puede hacer mucho daño. Foto Melissa Fernández.

–¿Entonces ser bruja es pura vida?

–Sí y no. Ser bruja es saber que se tienen poderes especiales, pero, por ejemplo, me ha tocado desenterrar hechicería de mi propia casa. Siempre habrá un lado negro que busque hacer el daño y como las brujas nos reconocemos entre nosotras, siempre habrá alguna mala que busque atacarte.

–¿Cómo es eso de que se reconocen entre ustedes?

–Las brujas buenas, de verdad, con solo vernos sabemos que estamos al frente de una bruja, es algo natural, lo sentimos en el cuerpo, por eso, también sentimos cuando una charlatana dice que es bruja.

–¿Es tan cierto eso de que una bruja ve el futuro?

–Sí. Incluso tenemos el poder de ir sin el cuerpo a lugares donde jamás hemos ido. A mí me tocó ayudar a unas personas, fuera de Costa Rica, que me llamaron porque un familiar no aparecía. Yo les dije que fueran a un lugar y que ahí lo encontrarían y así fue, jamás he estado en ese país, pero pude ayudar con mis dones.

–¿Qué significa ser una bruja en el 2017?

–Es más cómodo en estos tiempos, se tienen más opciones para adquirir los materiales que se necesitan, está Internet para comprar internacionalmente. Ahora se puede ser una bruja más mala y una bruja más buena, porque hay mayor facilidad para encontrar el mal y el bien.

–¿Usted tiene pareja?

–Yo soy casada, tengo hijos y nietos, pero es algo muy extraño, porque la mayoría de las brujas verdaderas no terminamos casadas, es muy difícil que una pareja logre comprender bien qué significa ser bruja, yo lo logré con mi pareja. Sin embargo, no lo sabe todo, porque no lo comprendería todo.

–¿Agradece haber nacido bruja?

–Es algo que no duele, que se disfruta, pero que debe vivirse en muy bajo perfil, no se puede andar gritando a los cuatro vientos. También es una gran responsabilidad, porque una tiene la capacidad de ver el mal en todos los lugares, entonces hay que estar siempre atento a un ataque.

Las brujas buenas creen en Dios y tienen la capacidad de ayudar a una persona que haya sido hechizada por una bruja mala. Foto Mayela López.
Las brujas buenas creen en Dios y tienen la capacidad de ayudar a una persona que haya sido hechizada por una bruja mala. Foto Mayela López.

–¿Le ha tocado defenderse de un ataque demoniaco?

–Por supuesto, soy bruja. El mal también identifica a las brujas de verdad y siempre busca atacarlas, sobre todo si uno está del lado bueno.

–¿Lo de que una bruja siempre tiene escoba voladora es cierto?

–La escoba de la bruja ha evolucionado con el tiempo, ahora se necesita la escoba para otras cosas en la hechicería, pero sí, una bruja siempre tiene una buena escoba y una muy buena varita mágica.

–¿Las brujas tienen nivel social?

–No. Eso se trae en la sangre de generación en generación. Yo puedo decirle que soy una bruja de clase media alta, pero una de las mejores brujas del Costa Rica que conozco es de muy pocos recursos.

–¿Qué le decimos a los que no creen en brujas?

–Que respeten y que jamás enojen a una bruja, una de las peores cosas que existen es una bruja enojada, te puede quitar la vida en menos de una semana.

–¿Creen las brujas en Dios?

–Yo sí creo en Dios, de hecho le pido mucha ayuda siempre. Una bruja debe aprovechar sus dones para el bien, por eso, lo normal es creer en Dios. Sin embargo, están las que creen en todo lo contrario, esas hacen el mal y de esas hay que cuidarse y mucho... yo no, no les tengo miedo, sé cómo enfrentarlas, pero la gente normal sí debe cuidarse.