Franklin Arroyo.3 octubre

La capitana de la Selección Femenina Shirley Cruz le regaló unos de sus tacos de fútbol a la niña Isabella Marín, una fiel admiradora de la jugadora.

El gesto y la actitud de Shirley dista mucho de otros deportistas que son un dolor y no alzan a ver a nadie cuando vienen al país.

La jugadora fue bicampeona de la Champions League de Europa, ganó seis títulos seguidos de la Liga 1 de Francia y fue ganadora del premio a la “Mejor Jugadora de Francia 2012-2013″. Jugó con camisetas como la de los equipos Olympique de Lyon y el Paris Saint Germain, entre otros logros internacionales, sin embargo, ella ha demostrado que los humos no se le han subido a la cabeza.

Shirley tuvo ese gesto el pasado martes en la noche cuando las estrellas se alinearon para que la niña de nueve años, pudiera conocer a la capitana.

Shirley Cruz se abrazó con la pequeña de nueve años. Foto: Cortesía.
Shirley Cruz se abrazó con la pequeña de nueve años. Foto: Cortesía.

Pero el encuentro se había gestado desde el 31 de agosto cuando Shirley publicó en sus redes sociales, que una pequeña se había disfrazado de ella en una actividad escolar. Y mostró algunas fotos de la joven en su perfil de Facebook. Isabella también patea la pecosa.

Entonces, La Teja hizo una publicación donde contó la historia y quedó pendiente de dar a conocer la continuación de la historia si se daba el encuentro, situación que ocurrió este martes.

En redes

La madre de Isa, Karla Montiel, publicó en sus redes sociales una fotografía de lo que ocurrió en el Proyecto Gol, así que la llamamos para conversar con ella.

“Doña Amelia (Valverde, la entrenadora) invitó a mi hija a ver el entrenamiento y luego del entrenamiento pudo compartir con todas las del equipo, que se comportaron increíble”, manifestó doña Karla.

Todas las jugadoras compartieron un ratico con la niña. Foto. Cortesía.
Todas las jugadoras compartieron un ratico con la niña. Foto. Cortesía.

Isabella estaba con sus hermanitos y cuando Shirley comenzó a correr en el inicio del entrenamiento vio a la familia y los saludó.

“Isa estaba muy emocionada. Shirley le preguntaba que si le gustaba jugar fútbol y se puso toda nerviosa. Para una como mamá, es toda una felicidad que esto haya sido posible.

“Shirley le regaló unos tacos a mi hija y le dijo: ‘son cosidos, se los regalo para que le duren bastante”.

“También le dijo a mi hija que era como una hermanita pequeña y le pidió que fuera al partido del viernes en el Morera Soto contra Nicaragua”.

La pequeñita dijo sentirse muy emocionada y nos contó que le llevó un cariñito a Shirley y a Amelia, un chocolatico.

“Me dio un abrazo muy emotivo en ese momento y me dijo: ‘No sabe lo que ha hecho’. Luego me regaló los tacos”, dijo la pequeña.

La pequeña se había disfrazado de Shirley Cruz. Foto: Cortesía.
La pequeña se había disfrazado de Shirley Cruz. Foto: Cortesía.

Isabella integra la selección de fútbol de la escuela Angloamericana en Tres Ríos y es parte del equipo Consultans en divisiones menores. Allí juega con hombres, tal y como fue el inicio de la carrera futbolística de Shirley, quien al no haber equipos de mujeres a principios de los noventa, la metían a jugar con hombres, incluso, a Shirley le cortaban el pelo corto como a los hombres para que nadie se diera cuenta de que era mujer porque con su fútbol se bailaba a cualquier carajillo que se le parara al frente.

Ella es delantera y pinta para ser una crack, pues es la única niña de tercer grado que integra el equipo de grandes de la escuela (quintos y sextos).

La única diferencia es que Isa es moradísima y Shirley es manudísima.