Bryan Castillo.10 abril
La U Latina recibe entre 120 y 130 estudiantes por año. Foto: Cortesía.
La U Latina recibe entre 120 y 130 estudiantes por año. Foto: Cortesía.

Estudiar Medicina 15 años atrás era de sinónimo de encontrar brete de inmediato y de hacerse millonario en un abrir y cerrar de ojos; sin embargo, si esta profesión fuera un paciente, estaría hoy en cuidados intensivos.

Esta carrera es una de las 36 a las cuales la Comisión Nacional de Préstamos para la Educación (Conape) decidió no darle préstamos por tiempo indefinido por ser una profesión con altos niveles de desempleo.

Esto quiere decir que, aunque usted no lo crea, los médicos están sufriendo dolores de cabeza para tener un bretecito.

El Consejo Nacional de Rectores, a través del Observatorio Laboral de Profesionales, reveló que esta carrera se enfermó y que la cosa se pondrá peor. Un 7.6% de esos profesiones no tiene empleo y el 6% trabaja menos horas de las que desearía.

Estos porcentajes se traducen de la siguiente manera: de 100 graduados, aproximadamente 8 no tienen trabajo y 6 laboran menos de lo normal. A esto último se le llama subempleo.

La cosa se pone todavía más fea ya que el Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica afirma que hay cerca de 15 mil doctores activos y unos 1.800 que no se han ubicado.

Con cuota

Nery Parada, decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Latina, dijo que para evitar que la carrera se enferme más, es decir que haya sobrepoblación de médicos, tomaron la decisión en el 2015 de recibir al año entre 120 y 130 estudiantes.

Todos deben pasar por un proceso de admisión para saber si son aptos o no para cursar la carrera. Por año gradúan a unos 40.

“La Caja no ha abierto nuevas plazas. También pasa que a algunos les dan trabajo en zonas alejadas y al poco tiempo se devuelven porque no quieren estar ahí, eso hace que la carrera pueda tener un nivel de desempleo alto”, dijo la decana.

Parada fue realista al decir que esos porcentajes también crecen porque muchos cursan especialidades que no son muy utilizadas por los costarricenses.

“El que quiera estudiar medicina tiene que saber la realidad actual porque un 22% de desempleo es una cifra que llama la atención”. Fernando Morales.

A pesar de ello, afirmó que Medicina es una buena opción para estudiar ya que los servicios de salud seguirán siendo una prioridad.

Le cuestionamos su posición, ya que los datos del Colegio de Médicos y Cirujanos dan cifras que llaman a verlas con calma.

“Un médico no solo puede trabajar en un hospital de la Caja, lo puede hacer en uno privado, en un colegio, en una empresa y hasta se puede montar su propio negocio”, dijo.

La decana agregó que si la carrera de Medicina fuera un paciente, su estado sería estable aunque en observación, ya que todavía faltan cosas para que esté completamente sano.

“Falta más inversión en salud y que se les prepare (a los estudiantes) para crear su propio negocio, esa es una salida al desempleo”, añadió.

Actualmente 1.800 médicos están sin trabajo. Foto: Melissa Fernández /Ilustrativa.
Actualmente 1.800 médicos están sin trabajo. Foto: Melissa Fernández /Ilustrativa.
Es un lujo

Fernando Morales, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Costa Rica, dijo que el nivel de desempleo en Medicina es del 22%, esto quiere decir que de 100 médicos 22 están sin trabajo.

Aseguró que para evitar que el número crezca se deben “producir” menos médicos, aunque esto no significa que la UCR cerrará el cupo a las personas que quieran cursar la carrera. Actualmente reciben entre 40 y 50 estudiantes por año.

“Según la Organización Mundial de la Salud debe haber un médico por cada mil habitantes pero en Costa Rica hay un médico por cada 430 habitantes, eso es un lujo”, comentó.

A pesar de ser realista con el presente de esta profesión, Morales dijo que él no es quién para decirle a alguien que no estudie Medicina.

“Hay personas que tienen vocación y otras que no, todo depende de la capacidad de la persona pero el que quiera estudiar Medicina tiene que saber la realidad actual porque un 22% de desempleo es una cifra que llama la atención”, agregó.

En la U Latina el costo total de la carrera es de ¢20 millones y cuentan con becas parciales, descuentos y financiamientos mientras que la UCR cuenta con un sistema de becas que cubren pequeños porcentajes y hasta la totalidad del programa.

Ambos centros educativos cuentan con centros de simulación, donde los estudiantes ponen en práctica lo aprendido en las aulas.