Yenci Aguilar Arroyo.Hace 6 días
Kenly comentó que los canales se ven mal y con la lluvia la señal se deteriora aún más. Cortesía.
Kenly comentó que los canales se ven mal y con la lluvia la señal se deteriora aún más. Cortesía.

Kenly Mora y sus dos hijas de 8 y 24 años no pueden ver tele por el apagón analógico que dio arranque a la televisión digital este miércoles.

Ellas viven en Guápiles y solo tiene un televisor muy viejito, ya que hace algún tiempo se le quemó la pantalla que tenían.

Pese a que les encantaría ver los canales nítidos, como todo el mundo, no pueden porque la situación económica no les alcanza para comprar el convertidor que se necesita para que les entre la nueva señal, por lo que, o comen, o ven tele.

“Todos los canales se me ven feos, sobre todo si está lloviendo. Desde hace siete meses estoy sin trabajo debido a un problema de salud y por eso no he podido invertir en el convertidor de señal ni mucho menos en un nuevo tele”, dijo esta vecina de Toro Amarillo de Guápiles.

Mora dice que por su condición, las prioridades son otras.

“Tengo una piedra en un riñón y además tengo un catéter en el estómago que me han cambiado dos veces. Paso con dolores todo el día, si camino mucho tengo sangrados y lamentablemente no tengo los ingresos suficientes para hacer la inversión que se necesita para ver televisión.

"Si se da el apagón y no puedo ver tele, tendremos que esperar a que en algún momento tengamos platica para comprar el convertidor”, afirmó.