Karen Fernández.12 julio
Las familias de clase media podrán aplicar un bono de vivienda para pagar la prima de casa propia. Foto: Graciela Solís/ Archivo
Las familias de clase media podrán aplicar un bono de vivienda para pagar la prima de casa propia. Foto: Graciela Solís/ Archivo

Por años, la clase media estaba en una especie de limbo en el que sus ingresos eran muy altos para optar por un bono de vivienda y muy bajos para que los bancos les prestaran la plata para realizar el sueño de tener su casa propia.

Ahora, con el anuncio del Ministerio de Vivienda del programa para casita en la clase media, ese anhelo está cada vez más cerca a la realidad para las familias cuyos ingresos totales estén entre los ¢807.000 y ¢1 615.000.

Para comprender mejor cómo funciona, conversamos con Juan José Sánchez, Jefe Operativo de Mucap y Mayela Rojas, subgerente general de Grupo Mutual, quienes nos explicaron con más detalle.

¿Qué dificultó a las familias de clase media al acceso al crédito?

–La dificultad de ahorrar un monto para pagar la prima y los niveles de endeudamiento para la capacidad de pago.

El tope máximo al que tendrán acceso las familias de clase media es de ¢58 millones. Foto: Cortesía Coopenae
El tope máximo al que tendrán acceso las familias de clase media es de ¢58 millones. Foto: Cortesía Coopenae

¿Qué cambios hicieron esto posible?

–Se va a poder combinar los productos existentes en el sistema bancario para los créditos de vivienda normal. Se amplió el monto de bono disponible para las familias que conforman la clase media. Antes los bonos iban desde ¢1.5 millones a ¢3.5 millones y ahora van desde los ¢4 millones a ¢6 millones. Además se ajustó la tasa de interés a una más accesible, pasando de 10% a 8,5%, eso le permite al cliente tener mayor capacidad de pago porque la cuota será más baja. El interés será probablemente variable a lo largo del periodo.

¿Quiénes podrán optar por estos préstamos?

–Las familias cuyos ingresos brutos totales estén entre los ¢807.000 y ¢1.615.000.

¿Una persona soltera puede aplicar?

–No, aplica para parejas casadas o en unión de hecho con más de tres años de convivencia, demostrable mediante declaración jurada, estas pueden ser del mismo sexo o heterosexuales. Madres o padres solteros con sus hijos. También están las familias atípicas, conformadas por la abuela y los nietos, o una tía y una sobrina. Los que sí podrán postularse solos, son los adultos mayores que se valgan por sí mismos.

¿Qué requisitos piden?

–Son cuatro aspectos, tener un núcleo familiar, no tener propiedades a su nombre en el Registro Nacional, nunca haber sido sujeto de un bono de vivienda y que sus ingresos estén dentro del rango mencionado anteriormente.

¿Para qué podrá usar el bono?

-Para la compra de vivienda ya existente, compra de lote y construcción (no se puede solo para comprar lote), construcción en lote propio o reparaciones y mejoras en vivienda ya existente.

¿El bono debe pedirse por aparte al Banhvi?

–No, en la misma agencia bancaria se hace la solicitud.

¿Qué documentos debe presentar el interesado?

–Orden patronal, constancia de salario o certificación hecha por un contador autorizado en caso de ser trabajador independiente, plano catastro de la propiedad que vaya a comprar.

¿A partir de cuándo estará disponible?

–En Mucap estamos atendiendo a los clientes interesados e incluyéndolos en una base de datos para que apenas esté disponible (se estima que el 22 de julio) llamarlos y ofrecerles el servicio. En el caso de Grupo Mutual, están a la espera de que el Gobierno tenga listo el reglamento para poder brindarlo.

Las parejas en unión de hecho o recién casadas podrá optar por este crédito aunque no tengan hijos. Foto: Mayela López
Las parejas en unión de hecho o recién casadas podrá optar por este crédito aunque no tengan hijos. Foto: Mayela López

¿A cuántos años es el préstamo?

–A 30 años.

¿De cuánto sería la cuota que tendría que pagar?

–En Mucap la cuota ronda los ¢7.600 por millón más pólizas (unos ¢8.270). En el caso de Grupo Mutual la cuota podría ir desde los ¢270.000 en el caso de un préstamo de ¢40 millones que haya aplicado un bono de cinco millones; hasta los ¢415.000 en un préstamo de ¢58 millones en el que aporte un bono de ¢4 millones como prima, más las pólizas. La póliza de vida es de 18 mil colones, más ¢4.000 en una de incendio, cuya construcción esté valorada en ¢25 millones.

-¿Cuál es el tope máximo al que puede optar esta población?

–El valor máximo del bono no puede superar el tope de interés social que en este momento es de ¢58 millones. Este sería para cuyos ingresos sean de ¢1,6 millones. El monto dependerá de los ingresos familiares en el caso de los de ¢807.000 el tope serían ¢40 millones.

–¿La persona que construye con el bono, puede poner a alquilar la casa una vez terminada?

–No. Debe esperar a que pasen 10 años para poder poner la casa a alquilar. Solo en casos excepcionales, como que una familia que construyó en Limón, deba pasarse a vivir a San José porque hay algún familiar enfermo que solo en la capital le dan el tratamiento, ahí se estudia el caso y se valora el permiso para que puedan alquilar la casa antes de los 10 años para que puedan alquilar otra en otro lugar.