Franklin Arroyo.Hace 4 días

Talamanca pide a gritos rótulos y salvavidas para vigilar sus playas, tan visitadas pero con corrientes peligrosas que han cobrado nueve vidas en lo que va del año.

Michelle Brunel, una francesa con más de 20 años en el país y miembro de la Asociación de Guardavidas del Caribe sur, afirma que le han pedido ayuda a la municipalidad para que haga rótulos advirtiendo de la peligrosidad y pague a salvavidas, pero no ha hecho nada.

Los voluntarios se la jugaron bonito para advertir al visitante y para que tome precauciones. Foto: Michelle Brunel.
Los voluntarios se la jugaron bonito para advertir al visitante y para que tome precauciones. Foto: Michelle Brunel.

Por eso la asociación tomó la iniciativa de mandar hacer rótulos grandes con advertencias, que fueron costeados por empresarios de la zona. El último fue puesto este domingo.

17 rótulos se colocaron en las playas del Caribe sur por iniciativa privada, con un costo de ¢800.000.

Los letreros son de dos tipos: en unos se indica que las corrientes son peligrosas y otros detallan qué hacer y qué no hacer en la playa.

Según Brunel, en todo el Caribe sur, excepto en Manzanillo, la última playa y la de aguas más tranquilas, necesitan tener vigilantes como los tiene el cantón de Garabito en el Pacífico sur, que abarca playas como Jacó, Hermosa o Herradura.

“Últimamente hemos visto muchas personas ahogarse y se han hecho rescates muy a menudo. Hemos pedido ayuda a la municipalidad para que pague salvavidas, pero solo peros, que la Contraloría, que aquí y que allá y no hacen nada”, dijo.

Puso como modelo a seguir playa Cocles, una de las más peligrosas pero donde no se registran ahogados desde hace tiempo porque los empresarios del lugar les pagan el salario a dos salvavidas.

“El 63 por ciento de los que mueren ahogados (en la zona) son ticos, que se meten borrachos, recién comidos y que no saben ninguna de la reglas. Por favor, lean los rótulos”, dijo.

Este tipo de rótulo advierte sobre las corrientes de resaca. Foto Cortesía Michelle Brunel
Este tipo de rótulo advierte sobre las corrientes de resaca. Foto Cortesía Michelle Brunel

Pese a todo, el Caribe sur tendrá vigilancia esta Semana Santa con guardavidas voluntarios, otros pagados por empresarios y algunos que llegarán por un convenio que firmó la Cruz Roja con el Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

“Estamos uniendo esfuerzos de manera integral para prevenir emergencias y responder a ellas cuando se presenten”, dio Glauco Quesada, presidente de la Cruz Roja.

Con el convenio y los voluntarios quedarán protegidos las playas de Cahuita, Puerto Vargas, Puerto Viejo, Chiquita, Cocles y punta Uva.

“Esta Semana Santa habrá salvavidas en todas las playas menos en Negra, aunque no sabemos sí podemos pagarlos”, Michelle Brunel, voluntaria.

“No vamos a tener en playa Negra, donde se debe tener especial atención, ni en Manzanillo (antes explicado).

Como una acción para bajar los muertos por ahogamiento, el ICT sacó la semana pasada una aplicación para teléfonos llamada Miocimar donde le detalla al turista las condiciones de las mareas y las corrientes en las diferentes playas del país, incluidas las del Caribe sur.

La aplicación tendrá los colores rojo, verde y amarillo que informan los niveles de precaución que los bañistas deben tener. Si va a la playa, por favor, opte por esta opción disponible en App Store y Play Store.