Nacional

Tica con cáncer en la tráquea necesita ayuda para iniciar terapia en España

Tiene un mes para recaudar 55 mil euros para aplicarse terapia que le curaría la enfermedad

Escuchar este artículo

Guiselle Carballo Araya es una costarricense, de 57 años, que atraviesa un duro capítulo en su vida.

Esta madre de dos hijos, de 30 y 26 años, fue diagnosticada con cáncer de tráquea a finales de abril de este año.

“Se le hizo en una parte muy complicada de la tráquea y es un tipo de cáncer que no reacciona a la quimio ni a la radioterapia, por lo que desde un inicio nos dijeron que la única opción curativa era una operación. Cuando fuimos a la Caja, nos topamos con que era un caso tan raro que nunca lo habían operado en el país y aunque los cirujanos investigaron cómo se hacía, si la operaban aquí, tenía mayores probabilidades de morir”, explicó Óscar Quesada, hijo mayor de doña Guiselle.

Ella trabaja en la Universidad Nacional y sus compañeros hicieron una campaña para ayudarla y con un par de préstamos que sacó, pudo viajar a Viena, capital de Austria, para que la operaran el 30 de junio, lo que permitió bajar el tamaño del tumor y su riesgo de morir. La cirugía costó 30 mil euros (¢19.466.400).

Extendido

Sin embargo, terminando la operación los médicos descubrieron que el cáncer se extendió y le dijeron que si la trataban con radioterapia, tendría que ser una tan fuerte que le podría provocar más cáncer y le dañaría los órganos aledaños, como el esófago; tendría que comer por sonda y podría perder la capacidad de hablar.

“Los médicos le sugirieron aplicarse una protonterapia, que es una terapia muy nueva que se aplica solo en España. Hace lo mismo que la radioterapia, pero sin los daños a los órganos cercanos y disminuye el riesgo de que resurja el cáncer, el detalle está en que cuesta 55 mil euros (¢35.688.400), lo que fue muy frustrante, porque es una opción que la ayuda, pero nosotros no somos una familia de plata”, agregó Quesada.

Para ayudarse en este segundo esfuerzo por sobrevivir a la enfermedad, familiares y amigos están pidiendo la ayuda de las personas de buen corazón en todo el mundo a partir de la plataforma gofundme.com cuya historia y donativo puede hacer AQUÍ o si se encuentra en Costa Rica, puede hacer su aporte al SINPE 8363-0088 o hacer una transferencia a la cuenta IBAN CR40015100420010987381.

La preocupación de la familia es que esos fondos deben conseguirlos a más tardar en un mes, pues pasado ese tiempo, ya no serían tan exitosos los resultados, porque el cáncer avanza rápidamente.

“No importa si usted solo puede dar cien colones, cada aporte suma y nos ayuda a salvar la vida de mi madre” pidió Oscar.

Sorpresa

Como ocurre con cualquier otro cáncer, el diagnóstico los tomó por sorpresa, en especial porque nadie en la familia había afrontado la enfermedad y, además, doña Guiselle siempre se ha preocupado por mantener un estilo de vida saludable.

“Mi mamá es una persona que siempre ha cuidado de su salud, salía a caminar siempre, se preparaba jugos verdes cada día y eso nos golpeó más”, recordó el hijo.

Carballo es una mujer de origen humilde que estudió y salió adelante con su esfuerzo, pero por este proceso se encuentra muy endeudada para poder pagar la operación y ya no puede sacar otro crédito.

Actualmente, Elsa, una amiga de infancia que vive en España, le tendió la mano y la hospedó en su hogar a la espera de que pueda iniciar con el tratamiento lo antes posible en la clínica de la Universidad de Navarra.

Guiselle se encuentra incapacitada y ha recibido mucho apoyo de los médicos del hospital San Juan de Dios, quienes revisan toda la información de su atención y los validan para extenderle la incapacidad.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.