Rocío Sandí.2 diciembre, 2020

Poco a poco los ticos están recuperando la confianza en la economía y eso es una buena señal, ya que significa el inicio de la recuperación de la crisis.

Así lo reporta un estudio hecho por la Universidad de Costa Rica que dice que en agosto pasado el índice de la confianza del consumidor era de 28,3%, es decir, solo 28 de cada 100 personas confiaban en la economía del país, mientras que en noviembre el índice subió a 34,8%, lo que quiere decir prácticamente que ya son 35 personas de cada 100 las que confían en la economía.

En noviembre muchas personas aprovecharon los descuentos del mes negro. Foto: José Cordero.
En noviembre muchas personas aprovecharon los descuentos del mes negro. Foto: José Cordero.

Daniel Suchar, economista y experto en estos temas, dice que ya la gente está saliendo de sus casas un poco más y están aprendiendo a desenvolverse en la nueva realidad.

“Es bueno que la gente vaya recuperando la confianza porque eso quiere decir que muchos salen y comen afuera, comprar las cosas que necesitan y eso es un gran empujón para los comerciantes que al ver que sus negocios se recuperan, van a poder contratar más personal y eso va a disminuir el desempleo.

“Todo es una cadena positiva, pero que avanza poco a poco, no es que en dos meses ya todo va a estar como si nunca hubiera habido una pandemia. Las personas se están dando cuenta de que pueden ir retomando sus actividades, siempre y cuando respeten los protocolos; el andar mascarillas y alcohol ya se hizo parte de esta nueva realidad”, explicó Suchar.

Aunque no fue igual que otros años, los centros comerciales recibieron muchos clientes el Viernes Negro. Foto: José Cordero.
Aunque no fue igual que otros años, los centros comerciales recibieron muchos clientes el Viernes Negro. Foto: José Cordero.

Diciembre será crucial, ya que con la llegada de los aguinaldos la gente comprará regalos y chineos para ellos mismos y muchos comercios recibirán los ingresos que no tuvieron durante meses.

El estudio reveló además que las mujeres son las que más confianza tienen en la economía: 36 de cada 100 mujeres lo hacen y si hablamos de hombres, el índice baja a 33 de cada 100.

El economista dice que eso se debe a que ellas se caracterizan por ser más decididas que los hombres y también más positivas.