Shirley Sandí.10 abril

La sardina es uno de los enlatados que revive en Semana Santa, pues en el resto del año como que pasa esquineada y no le damos tanta pelota en nuestra mesa.

Tanto así que en total, por mes, en Costa Rica se consumen cinco millones de latas de atún y sardina, pero durante Cuaresma y Semana Santa esta cifra se eleva en un millón de latas más.

Las venta de sardinas tiene un repunte importantísimo en Semana Santa. Fotos: Mayela López
Las venta de sardinas tiene un repunte importantísimo en Semana Santa. Fotos: Mayela López

“El consumo de sardinas es muy fuerte en Semana Santa, de hecho, pese a que Costa Rica no es el mayor consumidor de este producto durante el año en Centroamérica, solo en este período se acerca mucho al consumo de países como Guatemala y El Salvador, donde sí compran durante todo el año”, comentó Víctor Pérez, director de negocios regional de Grupo Calvo.

Pérez indicó que los ticos gustan más de la sardina en salsa de tomate, ya sea la natural o con picante; muy por encima de las que vienen en aceite.

“Para el resto del año baja considerablemente, pero se mantiene constante, más en zonas rurales como San Carlos, Guanacaste, o lugares donde su economía se centra en actividades agrícolas”, aseguró.

5 millones de latas de atún y sardina se consume en Costa Rica por mes

Pérez agregó que los porcentajes de consumo de las diferentes variedades de atún se mantienen en esta época, en primer lugar está el de trocitos en aceite con un 45% de las preferencias y le sigue el de vegetales, con un 25%.