Karen Fernández.14 noviembre, 2018

Este miércoles, pasadas las 4 de la tarde, fue notificado Marco Castillo, presidente del Movimiento Diversidad, sobre la resolución de la Sala Constitucional que permitiría el matrimonio entre las personas del mismo sexo.

Las organizaciones LGTB están felices con el fallo de la Sala Constitucional que permitiría en un plazo de 18 meses el matrimonio entre personas del mismo sexo. Fotografía Carla Orozco Odio
Las organizaciones LGTB están felices con el fallo de la Sala Constitucional que permitiría en un plazo de 18 meses el matrimonio entre personas del mismo sexo. Fotografía Carla Orozco Odio

El tema ha tenido pendientes tanto a los que está a favor como los que están en contra y fue uno de los temas que calentó más los ánimos durante las pasadas elecciones.

El documento, que consta de 550 páginas, y la resolución serán publicados en el Boletín Judicial posiblemente la próxima semana, fecha a partir de la cual comenzarán a regir los 18 meses para eliminar el inciso 6 del artículo 14 del Código de Familia, el cual prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo.

“Las organizaciones LGTB vamos a analizar con lupa el por tanto, que es histórico para Costa Rica. No vamos a aceptar una figura menor al matrimonio igualitario y estamos en contra de los proyectos presentados hasta el momento por la fracción del Partido Unidad Social Cristiana porque la unión no se equipara a un casamiento”, indicó Geovanny Delgado, vicepresidente del Movimiento Diversidad.

Este miércoles se cumplieron 100 días del voto que declaraba inconstitucional dicho artículo del Código de Familia, por lo que la Asamblea Legislativa deberá hacer los cambios en la ley que eliminen dicha prohibición.

“La derogación de la prohibición implicaría que los Juzgados de Familia y los notarios ya tendrían que casar a las parejas del mismo sexo. Lo que queda por resolver son la adopción de hijos, el orden en el que irían los apellidos de éstos dado que la ley establece actualmente que primero va el apellido del padre y luego el de la madre, pero en el caso de ambos padres del mismo sexo deberá resolverse cuál va primero” explicó Castillo.

También deberá resolverse lo relacionado con las herencias en las uniones de hecho.

“Si los diputados no resuelven en un plazo máximo de 18 meses, quedará eliminada automáticamente dicha prohibición, pero nos tocará recurrir nuevamente a la Sala por desacato o a la Corte Internacional de Derechos Humanos”, agregó Castillo, quien puso el recurso junto con su pareja, Rodrigo Campos Hernández, el 21 de setiembre del 2015.

Delgado asegura que se debe respetar el fallo de la opinión consultiva número 24 y le pedirán al Colegio de Notarios que levanten la prohibición a sus agremiados para permitir que realicen los matrimonios.