Shirley Sandí.21 agosto, 2018

Gabriel Alonso Castro, vicepresidente de la organización gay Ticosos y miembro activo del Movimiento Diversidad, habla en exclusiva sobre los encuentros sexuales que mantuvo hace 12 años con el sacerdote Mauricio Víquez, hoy acusado de abuso de tres hombres menores de edad.

Castro tenía 18 años cuando conoció a Víquez y asegura que mantuvo relaciones ocasionales con el cura durante cuatro años luego de conocerse por medio de una página web de citas.

Gabriel da la cara por primera vez en una entrevista con La Teja, luego de plantear una denuncia en el año 2016 contra Víquez por un doble discurso en el tema LGTBI.