Karen Fernández.28 noviembre, 2020
Este bello pasito está afuera de la parroquia de san Jerónimo de Sardinal, en Carrillo, Guanacaste. Jesús. Foto: Cortesía
Este bello pasito está afuera de la parroquia de san Jerónimo de Sardinal, en Carrillo, Guanacaste. Jesús. Foto: Cortesía

En este 2020 tan complicado para Costa Rica y el mundo entero, el Niñito Jesús de San Jerónimo de Sardinal, en Carrillo, Guanacaste, se quiso adelantar para llevar un mensaje de esperanza a la comunidad.

Como contamos en La Teja el 10 de octubre, el artista ruso Stanislav Tkachenko está construyendo en la hermosa comunidad guanacasteca una obra de arte que consta de tres partes, pero lo nuevo ahora es que el portalosky está prácticamente listo, justo a tiempo, a pocos días de que inicie diciembre.

“El mensaje de la Navidad, de la familia, en medio de esta pandemia es de dar gracias a Dios por los seres queridos. Ahora que se habla de burbuja, hablar de la Sagrada Familia es ese espacio íntimo donde se vive el amor, la relación, la confianza y la fe en Dios”, explicó el cura parroco Marcos Morales.

Si bien el Niñito se coloca en los portales hasta que ya haya nacido, como este hermoso niño está hecho en cemento se mantendrá permanentemente afuera de las instalaciones de la iglesia, en el chozón que le preparó el artista junto a su papá, Vladimir Tkachenko.

La Sagrada Familia fue colocada hace una semana y media aproximadamente. Foto: Cortesía
La Sagrada Familia fue colocada hace una semana y media aproximadamente. Foto: Cortesía

El montaje de la Sagrada Familia del pasito guanacasteco fue complicado

El padre Marcos le ha estado hablando a la gente que le dice que este año no va a haber Navidad porque no hay juguetes, viajes o actividades, pero la Navidad es un tiempo para recordar el nacimiento de Jesús y ese mensaje que él nos trae en medio de tanta dificultad.

“Algo muy lindo de este portal es el que yo mandé a que le escribieran en números romanos el 2020 para que quede un testimonio de que en el año de la pandemia, nosotros construimos ese portalito como un motivo de esperanza y de comunión”, agregó el religioso.

Por la formación que recibió Stanislav en su pais no es católico, por eso ha sido aún más sorprendente el trabajo y la representación que logrado plasmar en su obra artística.

“Hay detalles de José, como se queda viendo al niño y como este también lo ve con una cara de amor y ternura, supo plasmar ese momento de la historia”, destacó el párroco.

Paso apresurado

Tkachenko está levantando las esculturas en agradecimiento a que la iglesia le tendió la mano a él y su familia en momentos de necesidad como la pandemia

“A ellos les impactó que los ayudáramos sin ni siquiera conocerlos y por eso están tan agradecidos”, recordó el cura parroco Marcos Morales.

La obra completa está compuesta por tres escenarios principales; sin embargo, el pasito solo está a la espera de los detalles finales de iluminación para estar finalizado al 100%, lo que según nos contó Stas, como le dicen de cariño al artista ruso, será la próxima semana.

Stas comenzó hace cuatro meses esta maravillosa obra y espera que la segunda etapa, donde Jesús ya adulto comparte con una familia también pueda estar lista en diciembre.

En números romanos se plasmó el 2020 para recordar que en medio de la crisis pandémica se pudo construir el pasito. Foto: Cortesía
En números romanos se plasmó el 2020 para recordar que en medio de la crisis pandémica se pudo construir el pasito. Foto: Cortesía

En ella, estará Jesús sentado a la sombra de los árboles predicándole a una familia con unas ovejas alrededor.

Don Vladimir ya está armando las estructuras metálicas, para luego poder chorrearlas de cemento y que estén listas para pintarlas.

Las esculturas se colocarán donde ya están ubicados los árboles también de cemento, pero que sirven de maceteros, será la figura de una familia conformada por padre, madre, dos niños y dos ovejas.

Pasito enamora

Las figuras de Jesús, María, José y hasta la vaca, el burro y la oveja han llamado la atención de todos los que pasan por el lugar, en especial ciclistas y familias con sus niños que paran para sacarse una foto.

La segunda etapa con la vida de Jesús está esperando montar a Jesús adulto y una familia. Foto: Cortesía
La segunda etapa con la vida de Jesús está esperando montar a Jesús adulto y una familia. Foto: Cortesía

“Está hecho para que los niños se puedan sentar en el burro y la vaquita y tomarse una foto, como son de cemento, aguantan. Además está abierto para que cualquiera que quiera pueda entrar y hacer su momento de reflexión”, explicó el sacerdote.

Cada detalle ha sido pensado con un fin, al punto que se colocó una vaquita y no un buey para que los niños no sufran ningún accidente con un cacho y no tengan miedo.

El resto de las obras que planean embellecer la iglesia sí quedarán para el próximo año, como son los ángeles que cuidaran cada una de las seis columnas, los pozos con las campanas antiguas de la iglesia que las pintará de dorado, una virgen de los Ángeles y una mano abierta con la Biblia en ella.

También colocará una piedra con un mensaje que le dará el padre y que llevará iluminación interna paa que se pueda leer por la noche.