Karen Fernández.7 diciembre, 2020

El parque de La Fortuna, en San Carlos, estuvo muy concurrido de familias este domingo y llamó la atención que muchas personas no usaban mascarilla.

Lo mismo se vio en Puerto Viejo, en el Caribe sur, donde mandaba el “modo fiesta”.

El sábado las calles de Puerto Viejo, Talamanca, estuvieron a reventar como si no hubiese pandemia. Foto: Pantallazo video Whatsapp
El sábado las calles de Puerto Viejo, Talamanca, estuvieron a reventar como si no hubiese pandemia. Foto: Pantallazo video Whatsapp

La administración de ese parque está a cargo de la Asociación de Desarrollo Integral La Fortuna (Adifort), pero le consultamos al alcalde sancarleño, Alfredo Córdoba, su posición y nos dijo que están haciendo un esfuerzo en conjunto con la comisión local de emergencias pero que nadie está haciendo caso.

“La gente como que le perdió el miedo al virus y no podemos hacer nada. Si cierran nuevamente todo, va a ser peor porque la gente no va a hacer caso”, opinó Cordoba.

Hasta este 4 de diciembre La Fortuna tenía 261 casos activos de coronavirus; en todo el distrito de Cahuita (al que pertenece Puerto Viejo) había 91.

Valeria Pacheco, encargada de comunicación de la Adifort, explicó que es difícil lograr que la gente haga caso y que aunque hay rótulos con indicaciones claras de que se debe usar mascarilla, lavarse las manos, permanecer a dos metros de distancia y asistir solo con su burbuja, la mayoría las pasa por alto.

El parque de La Fortuna, San Carlos tiene rótulos para evitar aglomeraciones. Foto: Cortesía Adifort
El parque de La Fortuna, San Carlos tiene rótulos para evitar aglomeraciones. Foto: Cortesía Adifort

“No tenemos cómo regularlo, solo si algún empleado de mantenimiento está ahí y pide a los visitantes del parque que la usen (la mascarilla) y en caso de desobedecer puede llamar a la Fuerza Pública, pero no siempre están disponibles para ayudarnos”, contó Pacheco.

Fiestón en las calles de Puerto Viejo denotan que algunos se olvidaron de la pandemia.

Otros que se olvidaron de las medidas fueron visitantes y algunos locales de Puerto Viejo de Talamanca, lo que tiene preocupado al alcalde Rugeli Morales.

“Ese día (sábado) hicimos un operativo la municipalidad y las autoridades para frenar algunos eventos, pero la mayoría de la gente estaba en la calle pública y no podíamos hacer más.

“Estoy pidiendo una reunión con el ministro de Seguridad, Michael Soto, porque las medidas locales son insuficientes”, dijo Morales.