Franklin Arroyo.14 diciembre, 2018

Los dos minutos que dura el Torbellino dan una sensación riquísima para las familias que les gusta la diversión entre todos.

La nueva atracción del Parque Diversiones, que estará disponible al público a partir del 25 de diciembre, no es tan fuerte como para que mamá y papá digan que no, ni tan suaves como para que los adolescentes se excusen diciendo que es muy aburrida.

Para los más chiquitines será una superaventura porque el Torbellino se las trae.

El nuevo juego produce un vértigo medio, con dos descensos intensos, y otros más suavecitos y un poco de vueltas en velocidad capaces de mantener la adrenalina al tope pero sin ser demasiado brusco. Rico.

La nueva atracción del parque de Diversiones está chuza para toda la familia. Fotografia: Graciela Solis
La nueva atracción del parque de Diversiones está chuza para toda la familia. Fotografia: Graciela Solis

Lo constatamos este viernes en una pequeña demostración que el parque brindó a la prensa y que algunos afortunados que estaban a esa hora (cerca del mediodía) tuvieron la suerte de estrenarlo.

Al hacer la fila se encuentran a Eolo, dios de los vientos y refresca basatnte con su fuerte soplido. Fotografia: Graciela Solis
Al hacer la fila se encuentran a Eolo, dios de los vientos y refresca basatnte con su fuerte soplido. Fotografia: Graciela Solis

Omar Uribe fue uno de ellos, un panameño que se estaba dando una vuelta por el parque, recomendó a todo mundo ir a disfrutar del nuevo juego mecánico porque la adrenalina sube al máximo. El se montó con dos niños y otro adulto.

“A mis cincuenta y cuatro años me divertí como un chiquillo de quince. Me gustó a mí y a ellos, tanto así que vamos a dar otra vuelta”, comentó el hombre.

Torbellino es una montaña rusa familiar, con un recorrido mayoritariamente giratorio, con fuerzas gravitacionales, inercia y caídas rápidas, con cinco vehículos de cuatro espacios cada uno y un recorrido total de 420 metros. Tarda aproximadamente dos minutos, dijo Suzan Carazo, gerente de Mercadeo del parque.

“Invitamos a la familia a que vengan a disfrutar a partir del veinticinco de diciembre, con el pase especial que tiene un costo de ocho mil quinientos colones. La estatura mínima para poder disfrutarlo es de un metro y veinte centímetros y la contraindicación son mujeres embarazadas y personas con problemas cardíacos”, dijo.

Un triste pulpo
El Pulpo da sus últimos giros con poca gente que se siente atraída por el juego . Fotografia: Graciela Solis
El Pulpo da sus últimos giros con poca gente que se siente atraída por el juego . Fotografia: Graciela Solis

La llegada de Torbellino implica el adiós de otro juego mecánico, el Pulpo. La atracción abrió este viernes hasta la una de la tarde y La Teja estuvo allí para ver cómo trata la gente al inquilino que va de salida.

Sin embargo, al ser la 1:30 p. m. el Pulpo estaba triste y desolado. Hasta tuvimos que preguntar si estaba abierto y nos dijeron que sí.

Le preguntamos a dos adolescentes por qué no se montaban y Marco Aguilar dijo que creía que estaba cerrado porque no se veía a nadie. “Una vez me monté, el año pasado y sí me gusta. Lástima que lo cierran”, dijo, mientras corrió a montarse, directo, porque no había fila.

Su primo Jeanthua Aguilar, en cambio, dijo que nunca le gustó, que da muchas vueltas y de hecho, dejó que Marco se montara solo.

Luego de que el joven se envalentonara, empezaron a llegar más personas y se hizo una pequeña fila.

“Sé que lo van a cerrar. Me monté muchas veces, ya se ve viejo, como despintado. Hoy será la última vez que lo monte”, dijo Juan Castro.

Keyllin Ureña no se montó y dijo que nunca le llamó la atención, con el triste Pulpo de testigo. Pero con Marco, el animalito mecánico extendió sus tentáculos y lleno de ilusión giró, y giró agradecido con los que se acordaron de él en su jubilación.

Presentación de la nueva atracción en el parque de Diversiones

Posted by La Teja on Friday, December 14, 2018