Rocío Sandí.18 marzo, 2018
En esta parada de taxis, cerca de la terminal de buses de Pérez Zeledón abordó Murcia el vehículo al que pidió servicio hacia Pejibaye. Foto: Mario Cordero / Archivo.
En esta parada de taxis, cerca de la terminal de buses de Pérez Zeledón abordó Murcia el vehículo al que pidió servicio hacia Pejibaye. Foto: Mario Cordero / Archivo.

Una mujer de apellido Murcia y 27 años pasará los próximos 24 años encerrada en una cárcel ya que fue encontrada culpable de los delitos de tentativa de homicidio y robo agravado.

Murcia fue juzgada en los Tribunales de Flagrancia de Pérez Zeledón y ya está descontando su pena en la cárcel Vilma Curling Rivera, más conocida como El Buen Pastor, en San Rafael Arriba de Desamparados.

Los hechos por lo que condenaron a Murcia se dieron la noche del 15 de enero pasado en Pérez Zeledón.

Ese día la mujer viajó desde San José hasta Pérez Zeledón para llevar a cabo una venganza.

La mujer con la que tenía una relación sentimental la había dejado por un hombre y eso la tenía con sangre en el ojo, por lo que se buscó una pistola y se fue a buscarla.

Con esta pistola la mujer le disparó al taxista. Foto: MSP.
Con esta pistola la mujer le disparó al taxista. Foto: MSP.

Cuando llegó al centro de Pérez Zeledónagarró un taxi y le pidió al chofer que la llevara a la comunidad de Pejibaye. Como el viaje era largo (aproximadamente una hora), Murcia y el taxista acordaron que la tarifa sería de ¢20 mil.

Cuando habían avanzado más de la distancia acordada, el taxista le dijo a la mujer que tendría que pagarle más, de lo contrario la dejaría donde estaban. Murcia se inventó una mentira y le dijo al conductor que ya estaban a punto de llegar a la casa de la mamá y que la señora pagaría el servicio.

Cuando ella se bajó del taxi sacó una pistola, le pidió al conductor la plata que llevaba (¢40 mil) y el celular, y para terminar de hacerla le disparó en un hombro.

El transportista se bajó del carro, salió corriendo como alma que llevaba el diablo y entonces la mujer aprovechó y trató de llevarse el taxi, pero no avanzó mucho.

La mujer derrapó en un curva y la policía aprovechó para arrestarla. Foto: MSP.
La mujer derrapó en un curva y la policía aprovechó para arrestarla. Foto: MSP.

Como si fuera poco la torta que se había jalado, las autoridades contaron que Murcia después corrió unos 400 metros hasta llegar a la casa en la que vive su excompañera sentimental, quien ya tenía nueva pareja y empezó a disparar a lo loco, pero sin herir a nadie.

Luego de tratar de llevar a cabo su alocada venganza, Murcia agarró la moto del novio de su exnovia y huyó en ella.

Unos tres kilómetros después, la Policía logró detener a la amante despechada. Cuando los oficiales la capturaron ella misma dijo que la intención era matar al hombre que vivía con su excompañera sentimental, pero no que no había podido.