Rocío Sandí.1 noviembre, 2018
El Ministerio de Justicia anunció que actualmente está haciendo otro bloque de pruebas entre los oficiales penitenciarios. Foto ilustrativa / Ministerio de Justicia.
El Ministerio de Justicia anunció que actualmente está haciendo otro bloque de pruebas entre los oficiales penitenciarios. Foto ilustrativa / Ministerio de Justicia.

Un total de 32 funcionarios de la Policía Penitenciaria fueron despedidos después de que se comprobara que usaban drogas.

El Ministerio de Justicia informó que ellos y otro montón de oficiales fueron sometidos a pruebas toxicológicas de manera aleatoria, como parte de las acciones que están tomando fortalecer ese cuerpo policial.

La institución informó que entre noviembre y diciembre del año anterior se le hizo la prueba a 232 funcionarios del Centro de Atención Institucional (CAI) Jorge Arturo Montero (La Reforma), Vilma Curling Rivera (El Buen Pastor), Jorge De Bravo (Cocorí), San Sebastián, el Centro Especializado Ofelia Vincenzi, del Centro de Formación Juvenil Zurquí y de la Escuela de Capacitación Penitenciaria.

210 de esas pruebas dieron un resultado negativo y 22 salieron positivas. De inmediato los jerarcas iniciaron los trámites para despedir a esos funcionarios.

El segundo bloque de pruebas se está llevando a cabo en este momento. Se han realizado 170, de esas 161 resultaron negativas, mientras que 10 arrojaron un resultado positivo. Ellos también fueron despedidos.

La mayoría de los oficiales salieron limpios en la prueba de drogas. Foto ilustrativa / José Díaz.
La mayoría de los oficiales salieron limpios en la prueba de drogas. Foto ilustrativa / José Díaz.
Lucha contra la corrupción

El director de la Policía Penitenciaria, Pablo Bertozzi, destacó que esta es una muestra más del compromiso que tienen en ese cuerpo policial.

“Estamos realizando acciones que dignifiquen al cuerpo, fortalezcan el sistema y le regresen la confianza al costarricense de que no hay filtraciones negativas dentro de nuestros centros penales”, aseguró el jerarca.

Por su parte, la ministra de Justicia, Marcia González, explicó que la limpia que están haciendo contribuye a mejorar la seguridad de las cárceles y del país en general e impide que se abran más puertas a la corrupción y al narcotráfico.

“Aportamos a la creación de una cultura de prevención. Estas son las acciones que le regresan tranquilidad y ratifican el compromiso que tenemos”, aseguró.

Estas pruebas fueron aprobadas y publicadas en el reglamento de agosto del 2015. Ellas permiten detectar la presencia en el organismo de drogas como la marihuana y cocaína, entre otras.

A los polis que dan positivo en la prueba los despiden de una vez. Foto ilustrativa / Diana Méndez.
A los polis que dan positivo en la prueba los despiden de una vez. Foto ilustrativa / Diana Méndez.

El Ministerio de Justicia abre al año 400 expedientes contra funcionarios por diversas causas, entre ellas meter drogas, celulares, y otros artículos prohibidos a los centros penitenciarios.

Además, aseguran que otras acciones realizadas para el fortalecimiento del sistema penitenciario son la implementación de la carrera policial, el fortalecimiento de capacidades físicas, mejores instalaciones, adquisición de equipos y nuevas unidades caninas.

El 19 de octubre pasado, la Policía Penitenciaria, con ayuda de perros adiestrados, encontró droga valorada en ¢2,8 millones, así como celulares y licor, en uno de los dormitorios de sus compañeros oficiales del Centro de Atención Integral Carlos Luis Fallas, en Pococí de Limón.