Sucesos

Afectada por las inundaciones: “Mi esposo me gritó salga, salga, sino no sé qué me hubiera pasado”

Mujer corrió a sacar a su sobrina y bebitas recién nacidas en medio de emergencia.

escuchar audio Escuchar este artículo

El cielo oscuro fue un presagio de que algo malo estaba por pasar. Así lo aseguran Marlene Ecobar y su esposo Edwin Castillo, y minutos después de ver eso el río Taras, en Cartago, había arrasado con una pared de su casa, se llevó lo que pudo y los dejó con pérdidas totales.

“Mi esposo y yo estábamos en la casa en ese momento, él trabaja en construcción pero ha estado muy malo el trabajito. Vi el cielo negro, me puse a alistar algunas cosas pero no me dio tiempo, mi esposo me gritó ‘salga, salga´, sino no sé que me hubiera pasado”, relató la vecina de la Islita, en la Lima.

Doña Marlene asegura que en ese momento casi no podían ni caminar por la fuerza del agua y ella se acordó en ese momento que su sobrina estaba sola en la casa de al lado con unas gemelitas recién nacidas, por lo que a como pudieron se fueron para tratar de rescatarlas.

“A como pudimos salimos todos, y llegamos como a 600 metros de aquí pero todo estaba inundado... Las calles, la plaza, la escuela, yo le puedo decir que solo vi el cielo negro y en eso bajó la cabeza de agua”, dijo.

La casa de esta familia está a la orilla del río, sin embargo, está a más de un metro de altura y aún así el río se desbordó.

“Se nos dañó todo y lo que no se dañó, el agua se lo llevó; yo nunca había vivido algo así tan terrible, estamos muy angustiados porque no sabemos qué haremos”, dijo.

La pareja vive en una de las casas que -según la municipalidad- por el peligro y los daños quedaron falseadas.

Si usted quiere ayudarlos, puede llamar al 6360-5305.

Las más de 150 familias cartaginesas seguían este viernes limpiando sus viviendas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.