Alejandra Portuguez Morales.13 febrero

Un hombre de apellidos Morera Rocha y 27 años se escondía en una finca desde que supo que las autoridades le seguían los pasos por el homicidio de Cindy López Reyes.

Los agentes del OIJ de San Carlos lograron detenerlo este viernes en la frontera con Nicaragua. Las autoridades habían dicho tras la captura que Morera era nicaragüense, pero luego corrigieron y dijeron que es tico.

Morera, de 27 años, fue detenido por ser sospechoso de matar a Cindy Johanna López Reyes y dejar herido al novio de ella. Foto: OIJ
Morera, de 27 años, fue detenido por ser sospechoso de matar a Cindy Johanna López Reyes y dejar herido al novio de ella. Foto: OIJ

Las autoridades lo vinculan con el ataque que ocurrió la noche del 7 de enero de este año en el centro de Pital de San Carlos, donde le dispararon más de diez veces a Cindy, de 42 años, y su novio, Adrián Espinoza Sevilla, de 29 años. Ellos estaban a la orilla de la calle, frente a una vivienda, cuando fueron atacados.

Espinoza recibió dos balazos en el pie derecho, otro en el muslo derecho y quedó con cinco heridas en la cara por fragmentos de bala. Sobrevivió y sigue internado.

En este ataque habrían participado otros dos hombres que no han sido detenidos y aún no se sabe qué lo originó. Al parecer, tendría relación con temas de drogas.

Cindy dejó huérfanos dos hijos menores de edad.

Cindy Johanna López Reyes, de 42 años, era mamá de dos menores. Foto: Archivo
Cindy Johanna López Reyes, de 42 años, era mamá de dos menores. Foto: Archivo