Alejandra Portuguez Morales.Hace 5 días

El agente del OIJ de apellidos Daniel Johnson utilizó su facebook para defenderse de las acusaciones que le hizo la Fiscalía de Heredia en su contra por los supuestos delitos de estafa, robo agravado, incumplimiento de deberes y favorecimiento personal.

A él lo ligan con una banda que se encargaba de falsificar documentos, gemelear placas y vender carros robados y fue detenido la madrugada del martes anterior junto a cuatro personas.

Daniel dijo la mañana de este viernes 22 de mayo en la red social que le han tratado de dañar su imagen.

“Desgraciadamente se están basando en un taller que me puse hace tres meses que he estado pagando a duras penas, tengo un pintor que ha estado pintando carros de compañeros del OIJ, ellos van a cada rato ahí y saben que no voy hacer algo tonto como eso (refiriéndose al delito).

"Agradezco por todas las llamadas y Dios siempre ha estado con uno, fue bonita la actitud que tomaron mis compañeros, pensaba que todo el mundo se iba a poner en contra mía y realmente no”, expresó el agente de apellido Daniel.

Daniel dice que los compas le decían que él puede ser medio loco, pero saben que jamás haría algo así.

La Fiscalía de Heredia le pidió al Juzgado que suspendiera al agente judicial de sus funciones, pero los jueces no aceptaron la solicitud, solo le impusieron las medidas cautelares de mantener domicilio fijo, no ingresar a los Tribunales de Alajuela, no tener contacto con las víctimas y testigos; además, le ordenaron al Organismo de Investigación Judicial reubicarlo.

El agente del OIJ de apellidos Daniel Johnson utilizó su facebook para defenderse de las acusaciones que le hizo la Fiscalía de Heredia en su contra. Foto Alonso Tenorio
El agente del OIJ de apellidos Daniel Johnson utilizó su facebook para defenderse de las acusaciones que le hizo la Fiscalía de Heredia en su contra. Foto Alonso Tenorio

Además, a los otros acusados de apellidos Solera Soto (supuesto líder) y Sibaja Ureña (abogado), así como las mujeres de apellidos Sandoval y Morales quedaron con medidas cautelares como no tener contacto con las víctimas y testigos, no presentarse a la casa de la víctima y mantener domicilio fijo.

La Fiscalía apeló las medidas cautelares contra los hombres, por lo que se encuentra a la espera de que el Tribunal Penal programe la nueva audiencia.