Silvia Coto.30 junio
En los allanamientos han detenido a 20 personas. Foto: OIJ
En los allanamientos han detenido a 20 personas. Foto: OIJ

El OIJ de Puntarenas desarticuló la mañana de este martes 30 de junio una banda sospechosa de cometer varios homicidios, vender drogas y realizar estafas desde la cárcel, sin embargo, 11 agentes, un juez y un fiscal terminaron en cuarentena pues en una de las casas allanadas, en Puntarenas, había un caso positivo de COVID-19.

La oficina de prensa del OIJ confirmó que fue hasta que ingresaron a la vivienda e hicieron la revisión que se percataron de que había una persona con el virus.

A los investigadores les ordenaron irse a sus sus casas apenas terminó el operativo, por prevención.

En total, los agentes realizaron 24 allanamientos en Barranca de Puntarenas, Nicoya de Guanacaste, en Alajuelita y en dos celdas del CAI Jorge Arturo Montero (La Reforma). Los operativos arrancaron a las 3 de la mañana.

El subjefe del OIJ de Puntarenas, Dixon Carvajal, aseguró que detuvieron a 20 personas como sospechosas de integrar la banda que estaba siendo investigada desde el 2019, cuando se empezaron a dar una serie de homicidios entre grupos narcos por pelear el terreno de venta de drogas en Barranca, sin embargo, aparentemente las venta se extendieron hasta Alajuelita.

Las autoridades han decomisado varias armas. Foto: OIJ
Las autoridades han decomisado varias armas. Foto: OIJ

Según el OIJ, a la banda la lograron vincular con seis homicidios, todos muy similares ya que a las víctimas les disparaban cuando estaban en vía pública.

Los homicidios con que los ligan ocurrieron el 24 de octubre del 2019, en Barranca, la víctima era de apellido Delgado; el 17 de marzo pasado fue asesinado, en la misma zona, un hombre de apellido Gutíerrez.

Además, el 14 de marzo, en Fray Casiano, asesinaron a un hombre de apellido Sancho y el 17 de abril en Barranca mataron a un hombre de apellido Zúñiga.

El 11 de mayo los pistoleros acabaron con la vida de un hombre de apellido Becerra y el 30 de mayo mataron a un hombre de apellido Vanegas, ambos casos ocurrieron en Barranca.

Sumado a esto, los sospechosos recibían ordenes de dos hermanos de apellidos Zúñiga Thomás que están presos en La Reforma, quienes serían los líderes de la banda, ellos aparentemente realizaban estafas desde la cárcel, por lo que los que estaban afuera les ayudaban a realizar los retiros de dinero de distintas cuentas bancarias.

Los agentes decomisaron drogas, celulares, vehículos, armas y 65 millones de colones.

Los detenidos son de apellidos: Caneza, Chavarría, López, Cruz (mujer), Vargas, López, Cordero, Peña, Acuña, Camacho (mujer), Campos, Gómez, Gómez, Vargas, Barquero, López, Poveda (mujer) y Juárez.

En el allanamiento se decomisaron ¢65 millones.
En el allanamiento se decomisaron ¢65 millones.