Alejandra Portuguez Morales.3 mayo

Los fuertes aguaceros no cesan en algunas partes del país, por lo que la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) propone tres ideas para evitar que el agua traiga consigo accidentes o desgracias.

La primera es manejar con mucha precaución, la segunda estar ojo al Cristo con posibles derrumbes o los suelos saturados y la tercera mantener las alcantarillas limpias.

La CNE declaró alerta amarilla para todo el Pacífico y el Valle Central debido a que las lluvias fuertes acompañadas de tormenta eléctrica continuarán los primeros días de la semana, mientras que hay alerta verde para el Caribe y la zona norte.

Daniel Poleo, del Instituto Meteorológico Nacional (IMN) explicó que esto se debe a que la zona de convergencia intertropical (donde chocan los vientos de los hemisferios norte y sur) está muy cerca del país.

Además, porque los vientos son muy débiles y junto con el bochorno de las mañanas aportan mucha humedad, que hace que las condiciones de la atmósfera sean tan inestables, o sea, que llueva a cada rato.

Los aguaceros con tormenta eléctrica serán durante las tardes. Foto: Rafael Pacheco
Los aguaceros con tormenta eléctrica serán durante las tardes. Foto: Rafael Pacheco

“También tendremos lluvias en los sectores montañosos, tanto en el Caribe norte y en la zona norte. En las mañanas básicamente no tendremos precipitaciones (aguaceros), en el Valle Central las lluvias estarán concentradas en la parte oeste y central”, mencionó Poleo.

Las personas que vivan en los sectores montañosos del Pacífico central y sur deben estar alertas ya que estas zonas son propensas a deslizamientos luego de las lluvias del fin de semana.

En el Pacífico sur también, pero por posibles crecidas en los ríos y en la Gran Área Metropolitana porque las alcantarillas colapsen.

La saturación de agua en las calles por las lluvias provocaron la muerte de Laura Cerdas Soto, de 29 años, y de Lindsay González Azofeifa, de 23, el 18 de abril anterior.

La fatalidad ocurrió luego de que se formara un enorme charco y el carro en el que ellas viajaban perdiera el control en la parte de Circunvalación que está por San Sebastián, cerca de la iglesia La Luz del Mundo.