Adrían Galeano Calvo.19 julio, 2018
Los animales también resultaron afectados por las lluvias. Foto CNE.
Los animales también resultaron afectados por las lluvias. Foto CNE.

Las inundaciones provocadas por las lluvias de los últimos días han dejado caos a su paso, afectando incluso a los animales, es por esto que las autoridades piden a los dueños de los animalitos fallecidos que los entierren de la manera correcta, para evitar problemas que puedan afectar la salud pública.

Ante la emergencia que han vivido varias comunidades, especialmente en el Caribe, es que el gobierno implementó varios protocolos de evacuación de mascotas y animales de producción de las zonas afectadas, sin embargo, no se descarta que varios animalitos hayan fallecido.

Por este motivo es que el Ministerio de Salud y el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) hacen una llamado a los dueños de estos animales para el correcto manejo de los cadáveres.

“Ninguna animal muerto pro causas de un evento natural representa un peligro a la salud publica, un animal ahogado en este tipo de situaciones no representa un riesgo inmediato a la salud pública, pero si no es atendido pueden haber problemas menores a la salud, como problemas diarreicos y digestivos”, dijo Luis Molina, encargado del programa nacional de manejo de animales en desastres de Senasa.

Procedimiento

En el caso de las personas que hayan perdido animales como vacas, cerdos, caballos, cabras y otros, estos deben alejarse de los ríos o las zonas inundadas y enterrarlos en lugares altos, en fosas según el tamaño del animal.

Además se debe realizar una incisión al animal a lo largo del abdomen para evitar la emanación de gases que contaminen el aire, la tierra y las aguas superficiales y subterráneas. Otra de las posibilidades es la cremación del animal.

Varios animales han tenido que jugársela para huir del agua. Foto Reyner Montero.
Varios animales han tenido que jugársela para huir del agua. Foto Reyner Montero.

“Las personas encargadas de manipular los cadáveres deben mantener medidas de bioseguridad, como utilizar botas de hule, guantes, mascarillas y desinfectantes para la limpieza de las herramientas utilizadas, para su protección y seguridad”, indicó Molina.

Además se hace un llamado a la población para que no consuma carne de animales muertos en desastres o de dudosa procedencia, no arriesgue su salud, evite ser parte de la emergencia.

Animales vivos

En cuanto a los animales vivos las autoridades recomiendan alejarlos de áreas vulnerables a deslizamientos e inundaciones, albergarlos y trasladarlos hacia áreas altas, seguras y con comida suficiente. Las mascotas deben resguardarse en lugares seguros, que permanezcan sueltas, fotografiarlas, identificarlas y garantizarles alimentación permanente.

De acuerdo con Senasa hasta el momento no se maneja una cifra sobre los animales fallecidos, pues siguen realizando intervenciones en Sarapiquí, que es la zona más afectada junto con Sixaola y Matina.