Rocío Sandí.21 mayo, 2019

Un hombre de apellido Prendas, de 37 años, fue detenido por los agentes judiciales como sospechoso de participar en un doble homicidio por drogas.

La captura se dio este martes a las 6 de la mañana en San Pedro de San Ramón, en Alajuela.

Los hombres fueron asesinados a balazos en un lugar solitario. Foto: José Cordero.
Los hombres fueron asesinados a balazos en un lugar solitario. Foto: José Cordero.

Los oficiales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) le cayeron al hombre en la casa y, además, le decomisaron evidencia para la investigación.

En el doble crimen también está involucrado un sujeto de apellido Montero, de 33 años, alias Chico Quemado, quien está preso porque hace seis meses fue detenido por la policía como sospechoso de los delitos de violación y robo agravado.

El doble homicidio con el que relacionan a Prendas y Montero ocurrió la madrugada del jueves 17 de mayo del año pasado.

Ese día, en apariencia, los sospechoso llegaron hasta la casa de Guillermo Antonio Anchía Valverde, de 48 años, en barrio Cáritas de Los Ángeles de San Juan, en San Ramón de Alajuela.

En la vivienda también estaba Luis Chacón López, de 38 años, quien supuestamente había sido contratado para hacer unos trabajos.

Los supuestos asesinos metieron a los dos hombres a la fuerza en el carro de Anchía y los llevaron a un hueco usado como basurero en calle Los Italianos, en Buenos Aires de Palmares, ahí los habrían matado a balazos.

Las víctimas fueron llevadas en este carro hasta el lugar donde les dispararon. Foto: OIJ.
Las víctimas fueron llevadas en este carro hasta el lugar donde les dispararon. Foto: OIJ.
Pleito por drogas

Las autoridades presumen que todo se dio por un tema de drogas, ya que Anchía tenía antecedentes penales por venta de esas sustancias ilícitas.

Además, un perro de la Unidad Canina del OIJ encontró rastros de drogas en la casa de él, días después del crimen, lo que fortalece la hipótesis de la Policía Judicial.

En la revisión de la casa del fallecido, los agentes también encontraron un mensaje que habrían dejado los asesinos escrito con lápiz en una puerta, este decía: “Aquí solo vendo yo”.

Anchía era oriundo de Rincón Grande de Pavas y, de acuerdo con el OIJ, además de los antecedentes por drogas, ha enfrentado cargos por homicidio e infracción a la ley forestal. Él tenía entre cinco y seis meses de vivir en la casa a la que llegaron a buscarlo los homicidas.

Juan Pablo Calvo, jefe del OIJ de San Ramón: “Este hombre (Anchía) era oriundo de Pavas, pero llegó a asentarse a Cáritas de San Ramón, donde puso una plaza de venta de drogas”.