Rocío Sandí.2 diciembre

Un hombre de apellidos Chavarría Picado, de 27 años y conocido como Palí Negro o Antuán, se daba la gran vida gracias a la millonada que ganaba por el narco.

Él fue detenido este lunes en uno de los 14 allanamientos que realizó la Policía Judicial para desarticular la banda criminal.

Él formó parte de la banda del narcotraficante el Pollo, quien fue detenido y condenado en Nicaragua. Al quedarse sin jefe, Palí Negro tomó fuerza y puso su negocio de venta de drogas en los cantones de Aserrí y Desamparados.

Pali Negro, el líder del grupo, fue detenido en Barreal de Heredia. Foto: OIJ.
Pali Negro, el líder del grupo, fue detenido en Barreal de Heredia. Foto: OIJ.

En esa organización, Chavarría era el que decía a quien contrataba, tenía encargados de contabilidad, de la preparación de las drogas, de las ventas y a cada “trabajador” le daba un salario (la Policía no detalló los montos que daba a cada uno).

Wálter Espinoza, director del OIJ, dijo este lunes que la agrupación de Chavarría reunía por semana hasta ¢40 millones, para ello ofrecía distintos tipos de droga en 17 puntos de venta.

El jerarca dijo que cuando Antuán empezó el negocio ilegal vivía en Aserrí, pero poco a poco fue subiendo de nivel y actualmente vivía en un condominio muy bonito en Barreal de Heredia. Además tenía varios carros, motocicletas y hasta una moto acuática.

Espinoza dijo que era muy común que el presunto narco saliera a vacacionar fuera del país gracias al dinero que reunía por las ventas ilegales.

Los investigadores judiciales llevaron a cabo uno de los allanamientos en Barreal de Heredia, donde capturaron a Palí Negro, otro en Santa Bárbara y los demás en San José: en San Juan de Dios de Desamparados, Concepción de Alajuelita, barrio Cuba, Jardines de Cascajal en San Sebastián, Pozos de Santa Ana, San Juan de Dios de Desamparados, Mercedes y Barrio Corazón de Jesús en Aserrí y en Calle Pedrito.

Los agentes les decomisaron ¢7 millones los sospechosos. Foto: OIJ.
Los agentes les decomisaron ¢7 millones los sospechosos. Foto: OIJ.

Además de Chavarría, otras 11 personas, nueve hombres y dos mujeres, cayeron en manos de los investigadores judiciales.

Los sujetos fueron identificados con los apellidos Morales Valverde, González Romero, Amador Cerdas, Martínez Moreno, Rodríguez Valerín, Sáenz García, Durán Cubero, Vindas Jirón, los apellidos del otro hombre detenido no fueron revelados.

Por su parte las dos mujeres arrestadas son de apellidos Picado Abarca y Segura Betancourt.

“Esta es la fase final de una operación que iniciamos hace varios meses que está dirigida contra una organización criminal, que se dedica a traficar drogas de distinta naturaleza dentro del país, pero que además es un grupo sumamente violento que está directamente vinculado con un triple homicidio ocurrido en el caserío primero de Mayo en Aserrí”, explicó el jerarca.

El triple crimen al que hace referencia el jefe policial ocurrió la madrugada del sábado 16 de febrero. Los fallecidos fueron José Alberto Fallas Monge, alias Gato, de 25 años; José Espinoza Fallas, de 26, conocido como Pipi y Víctor Corrales Badilla, de 29.

En aquella oportunidad, la Policía Judicial informó que Gato era investigado por drogas, ya que al parecer lideraba una banda narco en la zona.

Él fue procesado por un homicidio y tres tentativas de homicidio en el 2015, pero fue absuelto por el Tribunal Penal de Desamparados.

Los agentes ya en el pasado había detenido a otras 16 personas relacionadas con la banda. Foto: OIJ.
Los agentes ya en el pasado había detenido a otras 16 personas relacionadas con la banda. Foto: OIJ.
Banda ligada a Palí Negro

El jefe de la Policía Judicial detalló que entre los detenidos de este lunes también están los integrantes de un grupo criminal denominado Los Gordos, que era el que proveía la droga a la banda de Antuán. El líder de esa otra célula criminal era el sujeto de apellidos Durán Cubero.

Espinoza dice que con la desarticulación de la banda esperan llevar paz a los vecinos de las comunidades donde operaba el grupo.

“El caso es muy importante para nosotros porque nos permite reducir incidencia criminal, especialmente en Aserrí, en San Juan de Dios de Desamparados y lugares cercanos, en los que últimamente se ha dado mucha violencia”, aseguró Espinoza.

Entre los objetos decomisados por los agentes en los allanamientos están pistolas, carros, motos, ¢7 millones en efectivo, cocaína, marihuana, celulares, entre otros.

Los sospechosos fueron llevados a las oficinas del Ministerio Público para ser indagados y luego enfrentarán una audiencia de solicitud de medidas cautelares.

27 años tiene el líder de la banda narco