Rocío Sandí.24 junio

Un hombre de apellidos Obando Jiménez pasará los próximos 25 años en la cárcel por matar de un balazo en la cabeza a un taxista.

La Fiscalía dio a conocer la condena este lunes y detalló que la víctima fue Jesús Elías Fernández Chinchilla, de 72 años.

En el juicio demostraron que el crimen se dio en un asalto en el que el imputado le robó ¢10 mil colones a la víctima.

El ataque contra el viejito se dio en las cercanías del precario El Jazmín en Alajuelita. Foto: Mayela López
El ataque contra el viejito se dio en las cercanías del precario El Jazmín en Alajuelita. Foto: Mayela López

El ataque ocurrió el 25 de julio del año pasado en San Felipe de Alajuelita.

Ese día, el adulto mayor la estaba pulseando pese a que era feriado y accedió a hacerle un servicio a Obando, quien le pidió que lo llevara cerca del precario El Jazmín, en Alajuelita.

Al llegar al lugar acordado, el maleante sacó una pistola, le quitó al taxista ¢10 mil colones y le disparó en la cabeza, luego huyó corriendo.

Varios testigos escucharon el balazo y vieron al sujeto bajarse del taxi, por lo que lograron darle una descripción de él a la policía.

Cuando las autoridades revisaron el vehículo de la víctima, encontraron un celular y varios billetes en el piso, lo que pareciera indicar que en el carro se dio un forcejeo entre el señor y el ladrón.

Fernández fue llevado en condición delicada al hospital San Juan de Dios donde falleció.

Los oficiales de la Fuerza Pública iniciaron la búsqueda del sospechoso y horas después lo encontraron cerca de un río que comunica a San Felipe de Alajuelita con Monte Alto. Obando estaba agitado y tenía golpes en las piernas.

Al condenado le dictaron seis meses de prisión preventiva, mientras la condena queda en firme.