Silvia Coto, Edgar Chinchilla.2 noviembre, 2018
El hombre vivía en un lote donde le daba posada con tal de que cuidará. Foto: Edgar Chinchilla
El hombre vivía en un lote donde le daba posada con tal de que cuidará. Foto: Edgar Chinchilla

Un hombre identificado como Luis Rocha Mercado de 46 años, conocido como “El Indio” fue encontrado sin vida por una vecina la mañana de este viernes.

El hallazgo ocurrió a las 9:34 a. m. en el barrio Pura Vida, en Aguas Zarcas de San Carlos, del Banco Nacional 100 metros este, 400 metros al norte y 100 al este.

Una vecina del lugar observó al hombre tirado a lo lejos, estaba en un lote con muchos árboles y dos ranchitos.

La mujer llamó de inmediato a las autoridades para alertarlos y que determinaran si la víctima estaba con vida.

“Estaba boca arriba, tenía un golpe en la garganta y el hombro derecho y tres heridas importantes en la cabeza, ya no tenía signos de vida”, explicó el cruzrojista Henry Paniagua Blanco.

Una fuente judicial señaló que las heridas no son de arma blanca, por lo que se cree que lo mataron a golpes.

Los vecinos escucharon en la madrugada una discusión y varios golpes. Foto: Edgar Chinchilla
Los vecinos escucharon en la madrugada una discusión y varios golpes. Foto: Edgar Chinchilla

“El Indio” tenía problemas de adicción al licor y desde hacía dos años cuidaba el lugar y a cambio los dueños lo dejaban dormir en uno de los ranchitos.

En ocasiones se dedicaba a vender limones y de vez en cuando realizaba labores en el campo.

Una fuente ligada al caso dijo que, aparentemente, el crimen ocurrió al calor de los tragos. En horas de la madrugada los vecinos escucharon una discusión y el sonido de golpes.

Además, en una cámara de seguridad de una casa cercana quedaron grabados un hombre y una mujer ingresando a la propiedad. Ambos fueron ubicados por las autoridades por lo que serán interrogados en las próximas horas para determinar si están relacionados con la muerte de Rocha o no.

Los lugareños comentaron que el hombre no se metía con nadie y que más bien siempre era muy tranquilo, por lo que les sorprendió lo ocurrido.