Adrían Galeano Calvo.8 enero

Robar una casa y provocar un incendio que pudo acabar con la vida de dos mujeres provocaron que un vivazo deba pasar los próximos diez años en el tabo.

Se trata de un hombre de apellidos Bermúdez Soto, de 46 años, a quien el Tribunal Penal de Alajuela declaró culpable por un delito de robo agravado y un delito de incendio.

Las dos víctimas tuvieron que esperar más de un año para obtener justicia, pues los hechos por los cuales el bicho fue condenado ocurrieron la noche del jueves 16 de setiembre del 2018.

Según las autoridades, todo ocurrió en el barrio Santa Rita de Alajuela, mejor conocido como El Infiernillo, cuando Bermúdez llegó a la casa de las mujeres y forzó los portones para meterse.

Al maleante no le bastó con robar una lavadora y una banca, también quiso quemar la casa. Foto Archivo.
Al maleante no le bastó con robar una lavadora y una banca, también quiso quemar la casa. Foto Archivo.

“De esta forma consiguió sustraer una lavadora, además de una banca que se encontraba frente a la casa”, indicó el Ministerio Público.

No contento con el botín que tenía, el maleantazo decidió hacer una maldad más, agarró un pedazo de estereofón al que le prendió fuego para luego lanzarlo a la casa y provocar un incendio.

Afortunadamente las dos mujeres se despertaron a tiempo y lograron salir de la vivienda sin sufrir ni un rasguño, sin embargo, la casita resultó bastante dañada debido a las llamas.

Las mujeres interpusieron una denuncia contra Bermúdez, quien aparentemente era conocido en el barrio por sus fechorías, por lo que pocos días después fue detenido por las autoridades.

El Ministerio Público indicó que el sujeto cumplirá prisión preventiva hasta que la condena quede en firme y se le asigne un centro penal.