Rocío Sandí.10 diciembre, 2019

El bombero escalador Berny Sandoval planea conquistar el cerro Aconcagua, el más alto de América, y lo hará para ayudar a muchos niños necesitados.

El famoso cerro ubicado en Mendoza, al oeste de Argentina, tiene una altura de 6.962 m. Nuestro pico más alto, el Chirripó, mide 3.820 m.

Berny dice que se siente motivado al saber que su esfuerzo ayudará a los niños ticos. Foto: Cortesía de Berny Sandoval.
Berny dice que se siente motivado al saber que su esfuerzo ayudará a los niños ticos. Foto: Cortesía de Berny Sandoval.

Si eliminamos las cumbres de Asia, el Aconcagua es la montaña más alta del mundo.

Tanto Sandoval como el Cuerpo de Bomberos están buscando patrocinadores porque la idea del proyecto es que se apunte la mayoría de personas posible y que cada una done mil colones por cada mil metros que Sandoval logre subir. Si todo sale bien al final cada uno aportaría siete mil colones.

“La plata iría para una fundación que tiene el Cuerpo de Bomberos que ayuda a chiquitos de escasos recursos. El que la actividad tenga un fin humanitario es mucho más significativo para mí y me motiva a dar un esfuerzo mayor”, expresó el escalador ramonense.

El rescatista viajará a Argentina el 27 de enero y el 29 iniciará la escalada.

“Vamos tres escaladores y nos van a acompañar dos guías, uno ecuatoriano y otro argentino. Es un proceso bastante complicado porque podríamos llegar a estar a temperaturas de menos treinta grados celsuis, lo que implica hasta un riesgo para la salud.

“Cuando uno empieza a escalar debe hacerlo con precaución, buscando aclimatarse, es común que hasta haya que bajar un poco en algunas ocasiones para trabajar con las temperaturas”, explicó.

A Sandoval su pasió lo ha llevado a las cimas de Perú y Ecuador. Foto: Cortesía de Berny Sandoval.
A Sandoval su pasió lo ha llevado a las cimas de Perú y Ecuador. Foto: Cortesía de Berny Sandoval.

El bombero dijo que aunque la subida es larga, la bajada es violenta ya que se hace en apenas dos días.

Mucha preparación

Sandoval tiene meses de estar entrenando y cuidándose un montón.

“Hago mucha bicicleta de montaña y de ruta para fortalecer piernas, voy a nadar al menos tres veces por semana para fortalecer los pulmones y trabajar la respiración y también voy a donar sangre cada tres o cuatro meses para producir una mayor oxigenación.

“Otro factor importantes es el hacer caminatas en montaña con peso en la espalda, para ir acostumbrando el cuerpo a llevar carga mientras se escala.

“La alimentación también es de mucha relevancia, evito todo lo que puedo las grasas, tomo mucha agua y consumo mucha proteína pero de pollo más que todo.

El deportista dice que sus familiares y sus amigos lo apoyan mucho y eso es fundamental para la motivación.

“Hay personas que hasta han organizado caminatas al Chirripó y al Miravalles y hemos ido a pasarla bonito".

Esta foto se la tomó el deportista en el volcán Cayambe, en Ecuador. Foto: Cortesía de Berny Sandoval.
Esta foto se la tomó el deportista en el volcán Cayambe, en Ecuador. Foto: Cortesía de Berny Sandoval.

Berny dice que aunque se está preparando a conciencia, siempre existen nervios por el riesgo que se corre.

“A veces pienso en si seré capaz de llegar hasta la cima, si aguantaré, si me irá a pasar algo, si puedo llegar a morir en el intento, tantas cosas que pueden pasar. Las montañas son muy cambiantes y ellas son las que tienen la última palabra en estas cosas”, aseguró el rescatista.

Debido a la gran pasión que siente por las alturas, Sandoval espera algún día subir el monte Everest, el más alto del mundo a 8. 848 metros sobre el nivel del mar. ​ Queda en Asia, en la cordillera del Himalaya, y marca la frontera entre China y Nepal.

Berny Sandoval: “Uno siempre trata de preparase bien, pero al final la montaña es la que manda y hay que hacerle caso”.