Alejandra Portuguez Morales.30 diciembre, 2018

Desde el cielo llegaron los regalos para unos 100 niños de la escuela Blujuriñak en Veréh de Alto Chirripó en Turrialba de Cartago.

Los policías del Servicio de Vigilancia Aérea (SVA) salieron la madrugada de este sábado desde el aeropuerto Juan Santamaría, en Alajuela hasta esta zona indígena donde llevaron una bolsa para cada niño en la que iba un regalo de Navidad, además de unas botas de hule y cuadernos para que sigan estudiando en el 2019.

Cristopher Madriz fue uno de los beneficiados, él asegura que estos detalles le permitirán seguir superándose.

"Nos dan cuadernos, bolso, lápices, lapiceros, borrador, reglas, maquinillas y un regalo, también unas botas que me ayudan mucho a caminar a la escuela, de lunes a viernes, una hora y treinta minutos es lo que camino para llegar a estudiar todos los días”, expresó.

Los policías del Servicio de Vigilancia Aérea (SVA) también compartieron con los pequeños. Foto: MSP
Los policías del Servicio de Vigilancia Aérea (SVA) también compartieron con los pequeños. Foto: MSP

Los pequeños son beneficiados por el programa “Alas para crecer” el cual consiste en ayudar en la formación escolar de los niños de lugares lejanos del país, además de los vuelos ambulancias que frecuentemente realizan.

Ismenia Romero, encargada de la Policía Aeroportuaria del SVA en Pavas dijo que este programa cuenta con muchos padrinos y madrinas, quienes son los que se encargan de llevar alegría a los niños.

“En esta ocasión, la gira contará con varias etapas, siendo la primera visita en Véreh, luego se abarcarán otros poblados en la zona sur del país”, mencionó Romero.

Cada niño recibió una bolsa con un regalo, útiles y unas botas de hule. Foto: MSP
Cada niño recibió una bolsa con un regalo, útiles y unas botas de hule. Foto: MSP

Este proyecto, Alas para crecer, forma parte de la responsabilidad social policial que desarrollan los pilotos, policías, técnicos y administrativos del SVA destacados en Alajuela, San José, Limón y Guanacaste.