Alejandra Portuguez Morales.15 julio, 2020

Dos empleados de la Junta de Protección Social (JPS) evitaron ir a juicio al someterse a un proceso abreviado en el que aceptaron haber robado lotería premiada y reconocieron que cambiaron los premios en bancos.

Se trata de un hombre de apellido Sánchez y quien era cajero, y una mujer apellidada González, de quien se desconocen las funciones.

Ambos fueron condenados a seis años de cárcel, pero el Tribunal Penal de Hacienda y de la Función Pública sustituyó esta pena por casa por cárcel con monitoreo electrónico (tobillera) y además no podrán volver a trabajar en cargos públicos.

La investigación contra estos empleados la llevó a cabo la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción.

Sánchez y González fueron detenidos en el edificio de la Junta, en San José, cuando llegaron a trabajar. Las autoridades allanaron una casa en Taras de Cartago, donde vivía el hombre.

Estas detenciones en la JPS fueron el martes 26 de junio del 2018 y desde entonces la investigación continuó y hasta este año se cerró el caso, al quedar en firme.

Esta información fue confirmada ante una consulta de La Teja.

Los vivazos agarraban lotería premiada que estaba dentro de la JPS y la cambiaban en bancos o puestos autorizados. Foto: Jeffrey Zamora
Los vivazos agarraban lotería premiada que estaba dentro de la JPS y la cambiaban en bancos o puestos autorizados. Foto: Jeffrey Zamora

De acuerdo con la investigación, el cajero se aprovechaba de su puesto para agarrar las fracciones premiadas y luego la mujer las cambiaba en puestos autorizados de la Junta, como los bancos.

El caso reventó cuando la JPS descubrió lo que estaba pasando, en febrero del 2018, mediante una auditoría interna y de inmediato presentó la denuncia ante el Ministerio Público, que empezó la investigación.

Se desconoce a cuánto ascendió lo que llegaron a cambiar.