Andrés Garita, Rocío Sandí.11 octubre, 2018

Nueve hombres pagarán en la cárcel un triple crimen ocurrido en Sardinal de Puntarenas, así como una serie de asaltos violentos a casas y una violación.

Los condenados son de apellidos Calderón Manzanares, Zúñiga Rivera, Bertarioni Cabrera, Angulo Méndez, Cordero Morales, Montoya Mellado, Portuguez Gabuardi, Álvarez Ledezma y Scott Arrieta, quien fueron acusados en el juicio de casi 30 delitos.

La condena fue dictada este jueves en los Tribunales de Puntarenas. Foto: Andrés Garita.
La condena fue dictada este jueves en los Tribunales de Puntarenas. Foto: Andrés Garita.

Ellos fueron sentenciados la tarde de este jueves en los Tribunales de Puntarenas a un total de 387 años de prisión.

En el debate quedó claro que de los nueve acusados, solo tres participaron en el triple homicidio. Ellos fueron Calderón Manzanares, quien recibió una condena de 122 años; Zúñiga Rivera, condenado a 116 años y Angulo Méndez, sentenciado a 105 años.

Bertarioni Cabrera, otro de los integrantes de la agrupación delictiva fue condenado a 14 años. Los otros cinco miembros de la banda fueron sentenciados a seis años de prisión cada uno.

De acuerdo con la Fiscalía, aunque no todos participaron en todos los hechos, a la banda se le atribuyen tres homicidios calificados, ocho robos agravados, ocho tentativas de homicidio, cinco privaciones de libertad, un abuso sexual, una violación calificada, lesiones leves, agresión calificada, asociación ilícita; así como tenencia y portación ilegal de arma de fuego permitida.

En las conclusiones, la Fiscalía solicitó penas altísimas que sumaban 3.154 años de cárcel para la banda. Aunque las penas que pidió el Ministerio Público es de miles de años, solamente es representativa, pues la pena máxima que puede descontar una persona, según la ley, es de 50 años.

Los holandeses se dedicaban a sembrar árboles en la finca en la que vivían. Foto: Grupo Nación.
Los holandeses se dedicaban a sembrar árboles en la finca en la que vivían. Foto: Grupo Nación.

Los ataques que se le achacan a los delincuentes ocurrieron entre diciembre del 2015 y el 30 de noviembre del 2016, en las zonas de Sardinal, cerro Chompipe, Esparza, Barranca y Punta Islita, en Puntarenas.

Los holandeses asesinados son Johannes Snelders (conocido como Hans Snelders), su esposa, Kawitadevi Dhawtal (conocida como Sita Dhawtal), también mataron al capataz de la finca de la pareja, el nicaragüense Richard Abenor Montalbán. El triple crimen ocurrió el 27 de diciembre del 2015 en la finca La Flecha, en Sardinal de Puntarenas.

Los cuerpos fueron localizados hasta el 4 de enero del 2016. Estaban maniatados con cinta plástica y tenían varios balazos. Snelders también presentaba heridas de cuchillo. Para las autoridades judiciales el móvil del asesinato fue el robo, pues en la vivienda faltaban varios objetos de valor.

Los extranjeros se dedicaban a la plantación de árboles dentro de la finca en la que fueron asesinados.

Para las autoridades, la investigación por el crimen de los extranjeros los llevó a descubrir la estela delictiva de este grupo.