Adrían Galeano Calvo, Rocío Sandí.17 marzo

Debido a la emergencia nacional que se vive en el país debido a la pandemia del coronavirus, los agentes judiciales, los bomberos y policías han incorporado medidas de prevención para evitar contagios masivos en sus lugares de trabajo.

Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), comentó que ellos han implementado la rotación de roles especiales, quiebres de horarios y que han suspendido todas las actividades que han podido, pero debido a la naturaleza de sus funciones hay otras que deben realizar a diario como los levantamientos de cuerpos, las inspecciones oculares y las entrevistas de víctimas de delitos sexuales, entre otros.

Los agentes del OIJ han establecido roles de trabajo especiales. Foto: John Durán.
Los agentes del OIJ han establecido roles de trabajo especiales. Foto: John Durán.

“Al suspender muchas audiencias y juicios por orden de la Corte se ha reducido en gran medida el contacto de funcionarios que tienen que transportar a los detenidos. Aún así, se hacen traslados y cada vez que se hace uno se desinfecta tanto la celda como el carro usado”, detalló Espinoza.

En el caso de los bomberos, Luis Salas, director operativo de la institución, dice que ellos se cuidan mucho dentro y fuera de las estaciones.

"Hemos suspendido revisiones en edificios y de hidrantes para evitar salir de las estaciones en caso de no ser estrictamente necesario. También hemos aumentando el aseo, si antes hacíamos dos limpiezas de los edificios al día, ahora hacemos cuatro y procuramos mantener una distancia prudencial entre nosotros.

“Además, cada dos horas recordamos, por medio de los parlantes, que debemos lavarnos las manos con frecuencia y hemos implementado planes familiares para que los bomberos se cuiden también en sus hogares”, contó.

Cuando atienden emergencias estos rescatistas también se cuidan mucho y tratan de tener el menor contacto posible con otras personas.

Los bomberos han llevado las medidas de prevención hasta sus hogares. Foto: Jeffrey Zamora.
Los bomberos han llevado las medidas de prevención hasta sus hogares. Foto: Jeffrey Zamora.
Polis protegidos

Las policías municipales del país también tomaron medidas para combatir el coronavirus, por ejemplo en San José y en San Pablo de Heredia se protege a los oficiales que podrían verse afectados por estar entre la población con factores de riesgo.

Así lo explicó Luis Moncada, jefe de la Policía Municipal de San Pablo de Heredia, quien contó que uno de sus uniformados ya fue enviado a su casa.

“Nosotros nos reunimos con el Ministerio de Salud y nos dieron algunas recomendaciones. También mandamos a los oficiales con factores de riesgo a sus casas, ya sea con una licencia laboral, para tratar de evitar que ellos sufran y porque no podemos ser parte del problema”, dijo Moncada.

Marcelo Solano, jefe de la Policía Municipal de San José, explicó que de momento no han enviado a ningún uniformado a su casa, pues los han reubicado en áreas en las que no tengan mucho contacto con otras personas.

“Los estamos moviendo a distintas instalaciones para disminuir el contacto, pero eventualmente si la alerta sube de nivel, la medida con estos policías posiblemente será enviarlos a sus casas”, contó.

Los policías también están aplicando el lavado de manos, la aplicación de alcohol y el mantener distancia con la gente. Foto: Policía Municipal de San José.
Los policías también están aplicando el lavado de manos, la aplicación de alcohol y el mantener distancia con la gente. Foto: Policía Municipal de San José.

Ambos jefes policiales dijeron que cuentan con todos los implementos necesarios para mantenerse seguros ante el virus, pues las delegaciones y los oficiales están bien armados con cubrebocas, alcohol, alcohol en gel y guantes de látex.

"El trabajo que estamos desarrollando tiene que ver con la seguridad de los trabajadores del servicio externo, porque no es posible cubrir ese trabajo, sin velar primero por su seguridad.

"Tenemos suficientes cubrebocas y guantes para operar durante varios meses, además la Municipalidad de San José realizó una compra de ¢27 millones en suministros para sus empleados”, añadió Solano.

Además, los uniformados cancelaron las reuniones a lo interno y están enfocando más sus trabajos en el uso de las cámaras de vigilancia y algunos recorridos de rutina.

Por su parte la Fuerza Pública ha incrementado el envío de alcohol gel, jabón líquido y desinfectante a las todas sus delegaciones para que los uniformados aumenten el aseo y desinfecten los edificios y patrullas con frecuencia.

También desde el Ministerio de Seguridad enviaron una circular en las que detallan medidas de prevención, entre ellas, mantener la distancia con las personas en cada cumplimiento.

50 personas han sido contagiadas en Costa Rica con el coronavirus