Rocío Sandí.24 marzo

Los policías están preocupados porque ya en algunas delegaciones se les acabó el alcohol en gel, los tapabocas, los guantes y los artículos de limpieza que les enviaron para hacer frente a la emergencia del coronavirus.

En la delegación de Aserrí, por ejemplo, ya no hay nada de eso y desde hace días les están diciendo a los uniformados que pronto les enviarán más provisiones, pero nada que llegan.

Los oficiales sienten temor de contagiarse mientras cumplen con su trabajo. Foto: MSP.
Los oficiales sienten temor de contagiarse mientras cumplen con su trabajo. Foto: MSP.

“Nos dieron dos botellas pequeñas de alcohol en gel para cada unidad (patrulla) y ya se nos acabaron, nos dicen que ahorita mandan más, pero mientras tanto tenemos que seguir trabajando sin protección. Tuvimos que conseguirnos un paquete de guantes porque no teníamos y los tapabocas tenemos que comprarlos de bolsa de nosotros y cuesta mucho porque están agotados en todo lado”, contó un oficial quien prefirió que su nombre no fuera publicado.

“Nosotros salimos a trabajar con la fe de llegar a la casa sanos para no llevar el virus a la familia, pero la verdad es muy complicado trabajar así en medio de tanto riesgo”, añadió.

En la delegación del centro de Turrialba la situación es parecida, ahí ya se acabó el alcohol en gel, tampoco hay guantes y los tapabocas ni siquiera llegaron cuando se hizo la primera entrega.

En la delegación de Nicoya centro aún queda alcohol en gel y jabón líquido para el lavado de manos, pero guantes y cubrebocas no hay por ningún lado.

Los policías compraron jabón para ropa y lo pusieron en el salón comunal de El Brujo, en Buenos Aires de Puntarenas, donde cuidan a unos indígenas. Foto: Cortesía.
Los policías compraron jabón para ropa y lo pusieron en el salón comunal de El Brujo, en Buenos Aires de Puntarenas, donde cuidan a unos indígenas. Foto: Cortesía.

En Coto Brus los uniformados ya no tienen alcohol ni jabón para las manos. Incluso, según contaron oficiales de esa delegación, un grupo de policías tuvo que comprar una bolsa de jabón para lavar ropa y ponerla en el baño del salón comunal de El Brujo de Buenos Aires de Puntarenas, donde están cuidando a grupos indígenas.

En Atenas centro el panorama está un poco mejor, ahí sí hay alcohol, guantes, jabón y aún tienen cubrebocas, aunque ya casi se les acaban.

En la delegación de La Unión de Cartago también queda alcohol en gel, guantes y jabón, pero las mascarillas ya se acabaron.

Gran esfuerzo

Las autoridades del Ministerio de Seguridad reconocen la importancia de que los policías estén bien armados contra el Covid-19 a la hora de hacer su trabajo y aseguran que están haciendo esfuerzos para llevar nuevamente provisiones a las delegaciones.

El fin de semana pasado se inició con un segundo refuerzo de insumos a la Fuerza Pública, que según dijo el viceministro Rándall Vega, se está dando en dos vías; un refuerzo de productos químicos y otro de equipos de protección.

El tener contacto directo con la gente expone a los oficiales a contraer el Covid-19. Foto: Jeffrey Zamora.
El tener contacto directo con la gente expone a los oficiales a contraer el Covid-19. Foto: Jeffrey Zamora.

Dentro de los artículos químicos, se contemplan; cloro, desinfectante, alcohol y jabón líquido. En cuanto a los equipos de protección están: cubrebocas, guantes, gabachas, trajes de protección contra agentes químicos y caretas.

Vega fue claro que algunos de estos insumos están seleccionados para las atenciones específicas como casos sospechosos de coronavirus o declarados positivos.

Esta segunda dotación inició el domingo y se hizo efectiva en todas las direcciones regionales del país para que sean distribuidos lo antes posible.

“Algunas caretas que se están distribuyendo son para la atención de casos sospechosos de coronavirus o ya confirmados”, Rándall Vega, viceministro de Seguridad.