Rocío Sandí.26 marzo

Durante la próxima semana los reos de todas las cárceles del país no podrán recibir visitas debido al riesgo que hay de que el coronavirus llegue a las prisiones.

Esta será la segunda semana en la que se aplique esa medida acordada entre las autoridades del Ministerio de Justicia y Paz y el Ministerio de Salud.

Ya sería la segunda semana en la que los reos no tienen visitas. Foto: Jeffrey Zamora.
Ya sería la segunda semana en la que los reos no tienen visitas. Foto: Jeffrey Zamora.

Los encargados de tomar la decisión se reunirán periódicamente para analizar el panorama y establecer hasta cuando debe mantenerse la prohibición.

"Nosotros estamos alineados con lo que el Ministerio de Salud le ha pedido a la población: ¡Permanezcan en sus casas! Mantenemos una comunicación permanente con los privados y las privadas de libertad para tenerlos al tanto de la situación sanitaria del país”, dijo la Ministra de Justicia, Fiorella Salazar.

Funcionarios de Adaptación Social mantienen reuniones con los comités de reclusos para mantenerlos al tanto de las decisiones, escuchar sus inquietudes y aclarar las dudas que tengan. También, son claros en decirles a los reos que las labores preventivas de limpieza son esenciales y les piden que cuando hablen con sus familiares les aconsejen que no salgan de las viviendas.

Cambio en las encomiendas

Otra de las medidas tomadas por Justicia es que desde este miércoles y hasta nuevo aviso, las encomiendas dirigidas a la cárcel La Reforma, el centro penal más grande del país, se recibirán de lunes a domingo, entre las 8 de la mañana y las 2 de la tarde, con ficha.

Ahora las personas que lleven encomiendas a La Reforma tendrán que sacar ficha. Foto: Jeffrey Zamora.
Ahora las personas que lleven encomiendas a La Reforma tendrán que sacar ficha. Foto: Jeffrey Zamora.

Ahora solo se permitirá una encomienda por persona cada día. Además, el lavado de manos y la distancia que deben mantener en las filas quienes lleven los paquetes son parte de las medidas preventivas que se están aplicando en el proceso.

Ese protocolo atrasa las entregas de las encomiendas, por lo que las autoridades le piden a los allegados de los reclusos tener paciencia para que no haya problemas.

En el resto de los centros penitenciarios las encomiendas se reciben tal y como estaba establecido antes de que empezara la cuarentena, aunque aplican las mismas medidas higiénicas.