Alejandra Portuguez Morales.23 noviembre, 2020

La familia del custodio Henry Prado Murcia, de 37 años, afirman que sus oraciones han sido escuchadas, ya que este valiente reaccionó al tratamiento a pesar de recibir un balazo en la cabeza.

Además, los compañeros de Henry se han portado puras tejas y como lo quieren mucho les dieron una grata sorpresa a sus parientes.

Alexandra Arias, sobrina mayor de Henry, dijo que a su tío no lo han podido ver, pero los médicos del hospital del Trauma del INS los llamaron este fin de semana para informarles que él reaccionó positivamente y ya respira por sí mismo.

“Por protocolos de salud no hemos podido ir a verlo, pero confiamos en los médicos y por supuesto en Dios. Los milagros existen y esperamos que pronto recupere su vida normal”, dijo Arias.

Henry Prado Murcia, de 37 años, es papá soltero, siempre ha sido un luchador. Foto: Cortesía Alexandra Arias
Henry Prado Murcia, de 37 años, es papá soltero, siempre ha sido un luchador. Foto: Cortesía Alexandra Arias

Henry, fue atacado el pasado 10 de noviembre, pasadas las 11 de la mañana, por unos delincuentes cuando estaba frente a un supermercado en la llamada Tercera Parada, en La Carpio, La Uruca. Él custodiaba a sus compañeros repartidores de productos de La Dos Pinos, cuando unos tipos lo atacaron por la espalda para robarle el arma de reglamento que portaba.

Caravana de cariño

En medio de su milagrosa recuperación, el también custodio Carlos Reyes, junto a otros doce amigos se organizaron este domingo para acompañar y solidarizarse con los parientes de Henry.

Ellos salieron de las instalaciones de la Dos Pinos, en Coronado, y portaron camisas con la foto de Henry, pancartas, globos blancos y amarillos, también unos banderines con el fin de apoyar a su amigo, a quien de cariño le dicen Prado.

En motos y en carros salieron los amigos de Henry Prado para llevar alegría a la familia de él. Foto: Cortesía Carlos Reyes
En motos y en carros salieron los amigos de Henry Prado para llevar alegría a la familia de él. Foto: Cortesía Carlos Reyes

“Tuvimos apoyo de algunos vecinos de Pavas que también se unieron a la causa, así como de empleados de Dos Pinos que aportaron víveres y dinero para llevarle a la mamá y al hijo de Henry”.

“Nosotros quisimos trasmitir la paz y esperanza que tanto necesitan, estamos con ellos, esta es nuestra forma de demostrarlo”, expresó Reyes.

La caravana de motos y carros sorprendió a toda la familia, como aseguró Alexandra, la sobrina de Henry.

Los custodios rezaron junto a la familia y luego les entregaron todo lo recolectado.

“Esperamos que Henry pronto vuelva a estar con nosotros, es nuestra ilusión”.

Los custodios llevaron víveres y dinero que juntaron para darle una ayuda a la familia de Henry. Foto: Cortesía Carlos Reyes
Los custodios llevaron víveres y dinero que juntaron para darle una ayuda a la familia de Henry. Foto: Cortesía Carlos Reyes

Henry es papá soltero de un adolescente de 14 años y, según, sus familiares, adora a su hijo, por lo que saben que haría hasta lo imposible por volver a estar junto a él, tal como lo está demostrando.

Prado, quien es vecino de La Ceiba Alta de Acosta, tenía aproximadamente seis meses de estar trabajando como custodio en Dos Pinos.

Todos llevaban camisas apoyando a su amigo, a quien esperan de regreso. Foto: Cortesía Carlos Reyes
Todos llevaban camisas apoyando a su amigo, a quien esperan de regreso. Foto: Cortesía Carlos Reyes

Todos los días se despertaba a las tres de la madrugada para llegar antes de las cinco de la mañana a Coronado, de donde salía para darle protección a los camiones repartidores de lácteos.

Las autoridades presumen que el arma de fuego que le quitaron a Prado, fue la que los bichos usaron para herirlo.

Los amigos rezaron con la familia por su amigo
Los amigos rezaron con la familia por su amigo "Prado". Foto: Cortesía Carlos Reyes