Alejandra Portuguez Morales.13 enero

La Policía Kimberly Suárez Narváez, de 23 años, sigue demostrando lo fuerte que es.

El doctor Eduardo Guevara, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos de Neurocirugía del Hospital México afirmó que luego de cuatro días de internamiento, tienen certeza de que no hay avance en el daño cerebral que le causó la bala.

Además, esta unidad médica determinó este miércoles que la podían pasar al hospital del Trauma del INS y si no lo hicieron antes fue por la gravedad de Suárez. En este centro médico completará la recuperación.

“La familia de Kimberly ya está enterada. Todos los miembros del equipo, como enfermería, terapia respiratoria, física, personal médico, cirujanos e intensivistas sienten que es oportuno y seguro continuar en una Unidad de Cuidado Intensivo como la que tiene el Hospital del Trauma para completar su recuperación”, explicó el médico.

Suárez fue llevada a este centro médico por tratarse de una situación de riesgo laboral y, además, es un requisito del Instituto Nacional de Seguros (INS) para que ella pueda hacer uso de su póliza.

Kimberly Suárez Narváez fue llevada al hospital del Trauma, del INS. Foto: cortesía.
Kimberly Suárez Narváez fue llevada al hospital del Trauma, del INS. Foto: cortesía.

Doña Analía Narváez, madre de la uniformada, le dijo a La Teja que su hija es una guerrera, porque cuando solo tenía dos meses de nacida estuvo en cuidados intensivos porque tuvo un cuadro alérgico a la vacuna que le pusieron contra la tosferina, que es la que le ponen a todos los bebés a esa edad.

La familia agradece cada oración para que Kimberly pronto regrese junto a sus seres queridos.

El ataque contra ella ocurrió el sábado 9 de enero de este año. Kimberly recibió un balazo en la cabeza luego de atender, junto con varios compañeros, un caso de violencia doméstica en San Joaquín de Flores, en Heredia.

Al principal sospechoso, de apellidos Ruiz Juárez, de 28 años, le impusieron seis meses prisión preventiva.