Sucesos

Sospechosos de integrar banda narco y que nadaban en plata visitaron a diputados

Bandas se siguen infiltrando en el OIJ.

Dos de los sospechosos de integrar una banda que nadaba en plata y fue desarticulada el martes por el OIJ y un hombre que era investigado registran más de 30 visitas a 13 oficinas de diputados.

La información fue dada a conocer por el periódico La Nación este miércoles.

Los agentes detuvieron el martes a 25 sospechosos, un hombre de apellidos Cartín Herrera (también sospechoso) falleció el 6 de mayo. La banda se dedicaba a trasegar droga cuyo destino era Europa y lavaba dinero comprando bienes y propiedades. Eso incluye un motel de $8 millones pagado con una buena parte en efectivo.

El OIJ informó este miércoles que a la banda le decomisaron 9 carros, el motel, 46 propiedades, dos camiones con menaje (muebles, ropa, cosas para la casa), joyas,, $1,8 millones en efectivo y ¢390 millones en efectivo.

En los registros de ingreso a la Asamblea Legislativa desde el 2015 consta que padre e hijo (de apellidos) Cartín Herrera y Cartín Ramírez hicieron la mayor cantidad de visitas al diputado Óscar Cascante, de la Unidad Social Cristiana (PUSC). Ocurrió con lo mismo con el sospechoso apellidado Soto Rivera. Los tres habían ido 13 veces-

La visita más reciente a la oficina de Cascante fue el lunes 24, un día antes de las capturas.

Óscar Cascante dijo a La Nación sentirse engañado y que hizo gestiones en favor de proyectos de vivienda social en Corredores y en Esparza pues ellos eran dueños de la empresa desarrolladora.

Otros diputados también visitados por los sospechosos en el periodo del 2014-2018 fueron Johnny Leiva, Humberto Vargas, Gerardo Vargas y William Alvarado, del PUSC; Olivier Jiménez, de Liberación Nacional (PLN); Natalia Díaz, del Movimiento Libertario (ML) y Gerardo Vargas Varela, del Frente Amplio (FA).

Y en el periodo actual (2018-2022 a la independiente Ivonne Acuña, Mileyde Alvarado y Eduardo Cruickshank, de Restauración Nacional (PRN); Erwen Masís, del PUSC y Zoila Volio, independiente.

Erwen Masís aseguró que recibió a Cartín Ramírez el 3 de marzo porque quería conversar sobre un proyecto de vivienda en Upala.

“Después de ese encuentro, no volví a reunirme con este señor. La lista de visitas a mi despacho está a disposición del escrutinio público”, dijo.

Añadió: “desconozco las actividades ilícitas por las que están investigando al señor”.

Cartin Herrera visitó el 21 de febrero al expresidente de la Asamblea y hoy jefe del Partido Restauración Nacional (PRN), Eduardo Cruickshank.

“El propósito de su visita era exponer un proyecto hotelero que generaría muchas fuentes de empleo en Limón. Sin embargo, según él mismo indicó, el proyecto estaba detenido por trámites en la Municipalidad de Limón”, afirmó el legislador.

Con la diputada Ivonne Acuña no se pudo reunir Cartín Herrera, su asesora recibió unos documentos.

Zoila Volio asegura que tampoco se pudo reunir con ella y que en la Asamblea preguntan para dónde va una persona, pero no lo verifican y aunque ella pidió los videos solo se guardan por un par de semanas.

Agentes embarrados

En la narcobanda, liderada por un hombre de apellido James, había agentes judiciales.

Durante los allanamientos los detuvieron, son de apellidos Bejarano Benavides, de 29 años; Praslin Guevara, de 31 años y Solís; además un exagente de apellidos Molina Fonseca, de 25. Aparentemente facilitaban información a los sospechosos.

El director del OIJ, Walter Espinoza, aseguró que la participación de los agentes en hechos delictivos es vergonzosa pero las detenciones les permiten ser transparentes y dar un mensaje de cero tolerancia.

El 6 de abril, otra banda sospechosa de narcotráfico fue desarticulada en la Zona Sur. Había dos agentes del OIJ embarrados, uno de apellidos Campos Esquivel y con 25 años en servicio y otro de apellidos Concepción Quiel.

En aquella ocasión salió a relucir el nombre del diputado Gustavo Viales, de Corredores e hijo del alcalde de ese cantón.

El legislador habría visitado San Joaquín de Flores, Heredia, la casa de la compañera sentimental del líder de la banda, de apellidos González Hernández y conocido como “Pancho Villa”.

Se supone que fue a recoger una documentación, pero Viales ha dicho que no conoce a la pareja.

El abogado penalista e investigador criminal Rogelio Ramírez nos habla de una triste realidad: el crimen organizado avanza y por eso la participación de oficiales o agentes en bandas.

El experto asegura que los casos existentes apenas y son detectados y que algunos funcionarios públicos se ven tentados por la ambición enfermiza.

“El resultado será siempre la corrupción al servicio del crimen”, dijo Ramírez.

“Pongamos atención en los detalles, ¿quién recluta más eficientemente, la Policía o los criminales?, ¿qué sucede con el incumplimiento del Estado en temas de trabajo, cultura o educación?

“La respuesta es que nunca permanecen como espacios vacíos, son llenados por la criminalidad organizada, que tiene el poder de suplantar al Estado cuando encuentra la oportunidad”, indicó.