Adrían Galeano Calvo.13 julio
Los oficiales del Sert fueron los encargados de capturar a los cobradores. Foto: Alejandra Portuguez
Los oficiales del Sert fueron los encargados de capturar a los cobradores. Foto: Alejandra Portuguez

El OIJ le puso fin al negocio de dos violentos cobradores que seguían sacándole el jugo a los préstamos dados por su jefe, quien fue asesinado a balazos junto a tres de sus amigos mientras estaban dentro de un bar en San Ramón.

Pese a la muerte de su jefe los maleantazos seguían cobrando las deudas, aún cuando las víctimas ya habían pagado por completo el crédito.

Los sospechosos fueron identificados por el OIJ como de apellidos Saénz Quirós y Zúñiga Ramos, ambos de 24 años y con antecedentes por robo agravado. Los bichos fueron capturados la mañana de este viernes en San Juan de San Ramón, Alajuela.

Pablo Calvo, jefe de la delegación del OIJ de San Ramón, indicó que estos sujetos, que son vecinos de Los Sitios de Moravia, son vinculados directamente con un caso que ocurrió el martes 3 de julio de este año, cuando llegaron a cobrarle una plata a un mecánico de la zona.

“El denunciante les dice que ya el crédito lo había cancelado y que tenía los respaldos correspondientes, estos sujetos al ver la molestia de la víctima sacan armas de fuego, lo encañonan e intentan disparar en tres ocasiones, pero las pistolas se les encasquillan por lo que tienen que salir huyendo”, dijo Calvo.

Luego de recibir la denuncia de la víctima, quien dijo que estos sujetos le quería cobrar ¢50 mil a diario, el OIJ rastreó a los sujetos y con ayuda del Servicio de Respuesta Táctica (Sert), lograron detener a los sujetos al allanar una cancha de futbol cinco en San Juan de San Ramón.

Calvo mencionó que estos sujetos serían empleados de uno de los hombres asesinados en el bar Geroka de San Ramón el 24 de mayo, quien se dedicaba a dar préstamos de altas cantidades de dinero; sin embargo, no precisó cual de ellos era el jefe.

En ese hecho perdieron la vida Jimmy Vargas Méndez; Darwin Josué Navarro Chacón, alias Gato; Jorge Robles del Castillo, alias Pícoro y Marconi Salazar Salazar, quienes apariencia tuvieron una riña con otras personas dentro del local.

En cuanto a los sospechosos del homicidio múltiple, el OIJ dijo que ya tenía en la mira a un colombiano que es conocido por el alias de Pana; sin embargo, hasta el momento no se ha hecho ninguna detención.