Alejandra Portuguez Morales, Reiner Montero.3 mayo

Los investigadores del OIJ de Guápiles detuvieron a tres custodios de apellidos Sánchez, Méndez y Villareal pues en apariencia fingieron haber sido víctimas de un asalto millonario.

De acuerdo con Wálter Espinoza, director del OIJ, estos hombres habrían sido parte de una organización que simuló un choque con asalto en la carretera Braulio Carrillo (San José - Limón), justo cuando pasaban por el puente del río Costa Rica, en La Unión de Guápiles en sentido hacia Chepe.

“Las personas que viajaban en el camión remesero intervinieron directamente en la sustracción del dinero”, aseguró Espinoza.

La alerta de este robo fue el pasado jueves 2 de mayo a las 9:10 de la noche, los custodios quedaron bajo la orden de las autoridades para indagaciones y a las 4 p.m. de este viernes el OIJ confirmó el arresto.

La vagoneta que utilizaron en el asalto parece que también fue robada. Foto: Reiner Montero
La vagoneta que utilizaron en el asalto parece que también fue robada. Foto: Reiner Montero
Todo un teatro

Los custodios del camión remesero de la empresa Dumbar dijeron la noche del jueves que delante de ellos iba una plataforma que les frenó en seco y por eso chocaron.

Entonces, siguiendo su relato, se bajaron para ver los daños, pero en ese momento se les atravesó una vagoneta en la que viajaban varios sujetos fuertemente armados, quienes los encañonaron.

De seguido, ellos aseguran que los ladrones se habrían llevado el camión remesero hasta una solitaria calle a cien metros de distancia, donde en apariencia sacaron el dinero.

“Claro está que sí hubo una intervención de un pick up, una vagoneta y de los integrantes de estos automotores, pero ellos actuaron en previo acuerdo con los custodios”, dijo Espinoza.

Los detenidos son empleados de la empresa desde hace un año y medio, de momento los acusan de hurto agravado y simulación del delito. Ninguno tiene antecedentes.

Las autoridades afirmaron que aún quedan pendiente otras detenciones.

En un principio trascendió que el monto de lo robado andaba entre ¢600 y ¢700 millones; sin embargo, Espinoza solo dijo que el monto sustraído es muy importante, pero la empresa no ha terminado con el conteo.

“Logramos recuperar ¢118 millones que estaban dentro del camión, la cantidad total que se transportaba es un dato que tenemos que precisar y dependerá mucho del aporte que nos de la empresa”, concluyó el líder judicial.

En la entrada a la finca Gallo Pinto las autoridades encontraron el pick up, en el cual había municiones de 9 milímetros, de 5.56 milímetros y un revólver calibre 38. Las autoridades dijeron que el carro y el revólver tenían denuncia de robo en las fiscalías de Pococí y Parrita, respectivamente.