Alejandra Portuguez Morales.30 junio

Dos oficiales de la Fuerza Pública luchan por sus vidas en el hospital Escalante Pradilla, de Pérez Zeledón, luego de sufrir un violento accidente de tránsito.

Son Begler Reiner Araya, de 46 años, y Juan Carlos Bonilla, de 39 años. Ellos trabajan en la región Brunca.

De acuerdo con información de la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad Pública, los uniformados viajaban en una motocicleta cuando un vehículo particular se les cruzó y se estrellaron contra uno de los costados del carro.

“Ambos policías se encuentran delicados y están siendo atendidos en un centro médico local”, agregó en el ministerio.

Begler Reiner Araya y Juan Carlos Bonilla permanecen internados en el hospital Escalante Pradilla de Pérez Zeledón. Foto: Cortesía para LT
Begler Reiner Araya y Juan Carlos Bonilla permanecen internados en el hospital Escalante Pradilla de Pérez Zeledón. Foto: Cortesía para LT

La institución explicó que los policías iban hacia un taller para recoger una motocicleta policial.

El choque ocurrió minutos antes de la 1 de la tarde de este martes 30 de junio, cerca del puente sobre el río San Isidro.

Minor Picado, jefe de la Policía de Tránsito de la zona Brunca dijo que los oficiales llevaban la vía hacia el centro de Pérez Zeledón cuando ocurrió el choque, el chofer del carro viró hacia la izquierda y se les habría metido en el camino.

Al parecer, el conductor del carro se les cruzó a los oficiales de la Fuerza Pública que iban en moto. Fotos: Alejandra Portuguez
Al parecer, el conductor del carro se les cruzó a los oficiales de la Fuerza Pública que iban en moto. Fotos: Alejandra Portuguez

Ambos sufrieron fuertes golpes en la cabeza.

En apariencia el conductor del carro pretendía meterse al parqueo de unos locales comerciales. Tanto el chofer del automotor como los policías contaban con los documentos al día de los vehículos y la licencia. Al conductor del carro le hicieron la alcoholemia y dio negativo.

Trascendió que Araya es oficial desde hace 21 años y Bonilla desde hace 14 años.

Los uniformados de apellidos Bonilla y Araya sufrieron fuertes golpes en la cabeza. Fotos: Alejandra Portuguez
Los uniformados de apellidos Bonilla y Araya sufrieron fuertes golpes en la cabeza. Fotos: Alejandra Portuguez