Rocío Sandí.27 septiembre

Roberto Morera tendrá que pagar ¢20 millones por haber descuidado una pistola que le pertenecía y con la que una amiga suya mató accidentalmente a un hombre en una fiesta.

La decisión fue tomada por el Tribunal Penal de Goicoechea este viernes cuando dio la sentencia del juicio por el homicidio de Esteban Josué León Quirós, de 31 años.

Pese a que Morera no fue acusado por la Fiscalía por la muerte de León, los jueces consideraron que él cometió un serio error al descuidar el arma personal que siempre portaba, ya que en ese momento ocurrió la tragedia.

En el juicio declararon los tres testigos que estuvieron en la fiesta en la que murió Josué. Foto: Rocío Sandí.
En el juicio declararon los tres testigos que estuvieron en la fiesta en la que murió Josué. Foto: Rocío Sandí.

En el debate los jueces condenaron a tres años de cárcel a una ingeniera industrial de apellido Carvajal, ya que fue ella quien disparó la pistola y causó la muerte de Josué. La mujer también tendrá que pagar ¢20 millones; toda la plata será entregada a los papás de la víctima por concepto de daño moral.

Pese a la sentencia el tribunal le otorgó a la mujer un beneficio carcelario que le permitirá cumplir la condena fuera de la cárcel.

El homicidio de León ocurrió la madrugada del lunes 8 de febrero del 2016 en la casa de Morera, en Guayabos de Curridabat.

Ese día se reunieron Roberto, Juan Manuel Chan, Sebastián Rodríguez, Josué y la mujer de apellido Carvajal. Ellos estuvieron compartiendo y vacilando durante horas mientras veía el Supertazón.

A eso de las medio noche Morera se levantó de la mesa donde estaban hablando y se fue a otro de los aposentos de la vivienda, mientras que las otras cuatro personas se quedaron en la sala.

Carvajal tomó la terrible decisión de agarrar la pistola de Morera y apuntarle a Josué. Él se quedó inmóvil, mientras Sebastián y Juan Manuel le pedían a la mujer que bajara el arma antes de que ocurriera una desgracia, pero en eso a ella se le zafó un tiro, le dio en la cabeza a Josué y le causó la muerte de inmediato.

El abogado de Carvajal, John Brenes, asegura que estudiará a fondo la sentencia para apelar, ya que sostiene el argumento de que su representada es inocente.