Adrían Galeano Calvo, Silvia Coto.21 octubre, 2018
Toda la información de la página esta en inglés. El gancho son los turistas extranjeros. Pantallazo tomado de la página web.
Toda la información de la página esta en inglés. El gancho son los turistas extranjeros. Pantallazo tomado de la página web.

La empresa que llevó a un grupo de estadounidenses a hacer un tour de rafting que terminó con la muerte de cuatro turistas y uno de los guías turísticos, sabía muy bien lo peligroso que era el río Naranjito, en Londres de Quepos, de hecho usan sus peligrosas aguas como parte del gancho para pescar turistas.

Las autoridades judiciales identificaron a los norteamericanos fallecidos como Ernesto Sierra, Jorge Caso, Sergio Lorenzo y Andres Dennis, todos entre 25 y 35 años de edad. A ellos se suma el guía costarricense Kevin Thompson Reid, de 45 años.

La empresa involucrada en el fatal hecho es Quepoa Expedition, la cual en su página web destaca que el tour por este río es uno de los mejores que se pueden hacer durante la época lluviosa.

“Durante la temporada de lluvias, esta es la zona de aguas bravas más desafiante de la zona. Pase a través de rápidos de clase III y clase IV con los mejores guías del área”, se lee en la página web.

Además de presentarlo como todo un desafío, la empresa asegura en su anuncio que este tour tiene un nivel de dificultad ideal para principiantes e intermedios, aun cuando dejan claro que las corrientes son bastantes fuertes.

Sin respuesta

Aparentemente la empresa cobró $70 (casi ¢42.000) a cada uno de los estadounidenses por un recorrido de cuatro horas que incluía la alimentación y el transporte hasta el lugar de salida. Además destacan que ofrece este servicio durante todo el año, sin importar si es época lluviosa.

Los sobrevivientes no podían creer que cuatro de sus amigos fallecieron en el percance. Foto cortesía.
Los sobrevivientes no podían creer que cuatro de sus amigos fallecieron en el percance. Foto cortesía.

En La Teja intentamos hablar con los encargados de la empresa, pero todas las llamadas terminaban en la contestadora.

Además de ofrecer el servicio de rafting en el río Naranjito, la empresa también hace tours en el río Savegre, el río “El Chorro”, así como kayaking y snorkeling en Manuel Antonio.

“Somos una empresa de rafting en aguas blancas con licencia y asegurada con sede en Manuel Antonio, Quepos, Costa Rica (…) nuestros guías también son expertos en recorrer los ríos y lo invitamos a desafiar los rápidos con nosotros”, dice en la página web.

Tour no debió darse

“Mi hijo volvió con vida, pero otros cuatro y un guía local no lo hicieron”, esta es parte de una publicación hecha por Belén Valladares, la mamá de uno de los diez gringos que sobrevivieron al vuelco de las tres balsas.

La mujer le tiró duro a las autoridades nacionales y a la misma empresa de turismo, pues asegura que fue una irresponsabilidad dejar que los jóvenes se subieran a esas balsas, más viendo como estaba el río Naranjito.

“No fueron uno, sino tres botes que se volcaron, lo que me hace creer que el viaje nunca debió suceder, porque las condiciones claramente no eran seguras. La lluvia ha causado inundaciones sin precedentes en Costa Rica y países cercanos”, publicó la molesta señora en su perfil de Facebook.

Kevin Thompson fue el único costarricense que falleció en el accidente. Foto cortesía.
Kevin Thompson fue el único costarricense que falleció en el accidente. Foto cortesía.

Valladares dijo que es claro las medidas de seguridad nunca fueron suficientes, además dijo que “desaliento a los turistas de ir a un lugar que se preocupa más por sus ganancias que por las vidas y la seguridad de los turistas que confían sus vidas a ellos”.

Trágica despedida

El OIJ confirmó que los 14 estadounidenses llegaron juntos al país el jueves 18 de octubre, un guía los recogió y los llevó hasta una casa en Playa Hermosa de Jacó en la cual se hospedaron.

A las 11 de la mañana del sábado una buseta los llevó hasta Londres de Quepos, donde a las 3 de la tarde salieron de un embarcadero en tres balsas para hacer rafting.

Según el OIJ, en la segunda vuelta se volcaron y algunos lograron agarrarse de las balsas y a otros los salvó un guía que iba en un kayak. Entre las 5 de la tarde y las 9 de la noche del sábado, las autoridades con ayuda de personal de rafting de varias empresas de la zona, lograron encontrar los cinco cuerpos.

Una fuente judicial confirmó a La Teja que los turistas vinieron a Costa Rica para celebrar la despedida de soltero de uno de ellos, quien se iba a casar el próximo jueves. Según trascendió el joven que planea casarse está entre los sobrevivientes, pero su identidad no se dio a conocer.

Además trascendió que este domingo agentes del OIJ de Quepos allanaron las oficinas de la empresa en busca de documentos.

El quinto cuerpo, el del guía, fue encontrado pocos minutos antes de las 9 p.m. Foto Jeffrey Zamora
El quinto cuerpo, el del guía, fue encontrado pocos minutos antes de las 9 p.m. Foto Jeffrey Zamora