Rocío Sandí.8 noviembre, 2019

Un juez les impuso un año de prisión preventiva a los dos hombres sospechosos de matar a puñaladas a un trabajador del hospital de Puntarenas, el Monseñor Sanabria.

La medida fue dada a conocer este viernes por la Fiscalía. La víctima era Erick Moscoso Moscoso, de 45 años y cuyo cuerpo fue encontrado la madrugada del martes en una habitación de las cabinas Secretos de Amor, en San Miguel de Barranca.

El crimen se dio en la cabina número cinco. Foto: Andrés Garita / Archivo.
El crimen se dio en la cabina número cinco. Foto: Andrés Garita / Archivo.

Los sospechosos –de apellidos Chaves Calvo y Araya Sánchez– fueron capturados el mismo martes en la tarde. Enfrentan cargos por robo agravado y homicidio calificado.

Según la prueba que ha recogido el Ministerio Público, entre la noche del 4 y la madrugada del 5 de noviembre, los sospechosos habrían conocido a Moscoso y, luego de ganarse su confianza, se presume que se fueron para las cabinas.

Al parecer, mientras estaban compartiendo Chaves y Araya sacaron un cuchillo e hirieron mortalmente al hombre, luego huyeron con sus pertenencias.

Las autoridades judiciales obtuvieron un video en el que se ve cuando, en apariencia, los dos hombres estaban cometiendo el homicidio. Esa prueba fue clave para que en cuestión de horas los policías identificaran a los sospechosos y los detuvieran.

Luego de las capturas los agentes también allanaron las viviendas de Chaves y Araya, donde habrían encontrado algunas de las pertenencias del trabajador del hospital.