Alejandra Portuguez Morales, Andrés Garita.6 noviembre

Dos hombres de apellidos Chaves Calvo y Araya Sánchez, ambos de 18 años, fueron detenidos la noche de este martes como sospechosos de asesinar a un trabajador administrativo del hospital de Puntarenas, llamado Erick Moscoso Moscoso y grabar el macabro momento.

Las detenciones se dieron a las 8:45 p. m. de este martes, en dos allanamientos en las casas de los sospechosos, en las cercanías de plaza Fantasma y Guadalupe de Barranca.

La grabación es una de las principales pruebas que tienen las autoridades para resolver el homicidio del funcionario, de 45 años, a quien hallaron sin vida la madrugada de este martes en una habitación de las cabinas Secretos de Amor, en San Miguel de Barranca.

Erick Moscoso Moscoso, tenía 45 años, trabajaba en Recursos Humanos del hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas. Foto: Tomada de facebook
Erick Moscoso Moscoso, tenía 45 años, trabajaba en Recursos Humanos del hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas. Foto: Tomada de facebook

En apariencia, un hermano de uno de los sospechosos vio el video y alertó de inmediato a las autoridades.

Las autoridades les decomisaron a los sospechosos ropa que, al parecer, usaron al momento del asesinato.

A Chaves y Araya se les investiga por robo agravado y homicidio calificado y fueron llevados en primera instancia a las celdas de la delegación policial de Barranca, allí llegaron varias personas, pues en apariencia los querían golpear, sin embargo, los oficiales de la Fuerza Pública impidieron que se acercaran.

Varias personas se acercaron a la delegación de Chacarita donde llevaron en primera instancia a los dos detenidos por el asesinato de Erick Moscoso. Foto: Andrés Garita
Varias personas se acercaron a la delegación de Chacarita donde llevaron en primera instancia a los dos detenidos por el asesinato de Erick Moscoso. Foto: Andrés Garita

Trascendió que uno de los investigados se provocó varias heridas en los brazos y en el pecho antes de ser detenido, este miércoles en la mañana lo pasaron a un centro médico para que lo curaran.

De acuerdo con las autoridades, los muchachos habrían conocido a Moscoso el 4 de noviembre anterior, luego de ganarse su confianza fueron a las cabinas en Barranca, estando ahí sacaron un puñal y lo hirieron de muerte, antes de huir le robaron las pertenencias.

Moscoso trabajaba en Recursos Humanos del centro médico, muchos de sus compañeros de trabajo lo recordaron con una persona amble y muy sonriente.