Alejandra Portuguez Morales.26 noviembre, 2018

El dueño de un taller de apellidos Álvarez Ocampo, su compañera sentimental de apellidos Campos Ramírez y un ayudante de apellidos Castro Quesada fueron señalados por la Fiscalía de Alajuela como los responsables de prenderle fuego a dos indigentes, debido a esta macabra situación pasarán los próximos cuatro meses encerrados.

A ellos se les acusa de dos delitos de tentativa de homicidio. Los dos varones quemados fueron llevados al hospital San Rafael de Alajuela, a uno de ellos ya le dieron de alta y sufrió quemaduras en el 20% de su cuerpo, entre otras lesiones, mientras que el otro está en condición delicada y todavía no ha sido identificado.

Esta medida fue dictada el sábado anterior, ese mismo día detuvieron a la mujer luego de un allanamiento, a los mecánicos los habían detenido desde el jueves anterior, día que ocurrió la crueldad.

Las autoridades atendieron el caso a tiempo gracias a una llamada que alertó del caso por medio del 9-1-1. Fotografía José Cordero/con fines ilustrativos
Las autoridades atendieron el caso a tiempo gracias a una llamada que alertó del caso por medio del 9-1-1. Fotografía José Cordero/con fines ilustrativos
Llamada al 9-1-1 los salvó

De acuerdo con la Fiscalía, una llamada al 9-1-1 el jueves anterior alertó que dentro de un taller mecánico en barrio San José, Alajuela estaban torturando a dos personas.

“Se cree que Castro llamó a las víctimas para que llegaran al lugar para reclamarles por el presunto robo de unas herramientas del local. Aparentemente, los ofendidos negaron haber sustraído algún bien del taller, por lo que, al parecer, Álvarez y Castro empezarían a golpearlos en repetidas ocasiones”, explicó la Fiscalía.

Los indigentes fueron amarrados para rociarles gasolina, posteriormente, se sospecha que les prendieron fuego.