Alejandra Portuguez Morales.12 junio

Un sujeto de apellidos Villegas Solís, de 23 años, fue detenido como uno de los sospechosos de acabar con la vida de Miguel Ángel Vargas Quesada, 51 años, quien era un papá muy pulseador.

El OIJ buscaba a Villegas desde la noche del miércoles 29 de agosto del 2018, pero lo agarraron hasta este martes 9 de junio en Desamparados. Este miércoles le impusieron tres meses de prisión preventiva por ser sospechoso de homicidio.

La captura y las medidas cautelares fueron informadas hasta este viernes.

Don Miguel Ángel fue asesinado de dos balazos, uno en el pecho y otro en la cabeza, luego de descubrir a al menos dos maleantes dentro de su casa.

El ataque ocurrió en barrio Vista Hermosa de Paso Ancho, al sur de San José.

Don Miguel Ángel era un hombre esforzado, tenía tres trabajos. Foto: Cortesía Guillermo Vargas
Don Miguel Ángel era un hombre esforzado, tenía tres trabajos. Foto: Cortesía Guillermo Vargas

Don Miguel Ángel regresaba junto a su esposa de una reunión en Heredia, ellos iban en el carro de uno de sus hijos quien se lo había prestado, porque el que don Miguel siempre andaba tenía restricción.

Los maleantes creyeron que la casa estaba sola, pero cuando entraron encontraron a un hijo de Vargas que estaba durmiendo, por lo que lo amarraron.

Cuando don Miguel Ángel los sorprendió, dijo que iba a llamar a la Policía y en ese momento dispararon.

Los delincuentes huyeron con una pantalla y varios celulares, pero quedaron grabados en una cámara de seguridad que sirvió para dar con Villegas.

Para don Miguel su familia era lo primero y por eso tenía tres trabajos para darles lo mejor.

Las autoridades no han cerrado la investigación porque falta otro sujeto por detener.