Sucesos

Enfermeras demandan a trailero que las habría agredido mientras hacían ciclismo

Enfermeras temen volver a salir por la calle y hasta tiene perdida de pelo

Escuchar este artículo

Además de ser amigas y enfermeras, Guiselle Pérez y Adriana Law comparten la pasión por andar en bici.

Ambas tienen experiencia andando sobre el asfalto y cuentan que un trailero de apellido Marín les causó un trauma al atentar contra su vida mientras hacían deporte.

Supuestamente Marín las insultó, les tiró el camión y casi atropella a una, destruyó una de las bicicletas al estriparla contra una baranda de metal y agarró por el cuello a Adriana.

Esta situación ocurrió en Ochomogo la mañana del 21 de noviembre del 2020. Guiselle denunció a Marín ante el Juzgado de Tránsito y la Fiscalía de Cartago y el 4 de marzo debe ir a declarar.

El abogado Álvaro Oconitrillo es el representante Guiselle y afirma que el conductor debería ser investigado por tentativa de homicidio, aunque de momento la Fiscalía solo lleva la investigación por el delito de agresión con arma.

Consecuencias físicas y mentales

Guiselle, de 42 años, anda en bicicleta desde el 2006 y Adriana, de 27, empezó en el 2012, lo dejó durante unos años y lo retomó en el 2019.

El día del incidente con Marían habían salido de Heredia y pedalearon hasta Cartago. En el regreso fue cuando tuvieron el encontronazo con el trailero, a quien acompañaban una mujer y un niño.

“Íbamos subiendo por el espaldon, un muchacho en bici nos pasó y en eso un tráiler se nos atravesó. Sentí que nos iba a llevar entre las piñas delanteras, pensé que había tenido un desperfecto mecánico, yo estaba arrinconada, mi amiga logró pasar por un lado y se puso adelante del tráiler”, describe Guiselle.

“El tráilero se bajó a insultar al ciclista que un segundo antes había pasado al lado mío. Le decía que lo había rayado, pero no veo cómo en una pista un ciclista puede rayar a un tráiler; otro ciclista le dijo al trailero que tuviera cuidado, que teníamos familia y que cómo iba a meter el tráiler así y más bien arremetió contra este otro ciclista. Luego, cuando se pretendía montar para irse, le dije ‘casi me atropella’ y se me devuelve, me agarró del cuello, me empujó, veo una señora dentro del tráiler gritando y solo le dije a mi amiga que tomara fotos”, recuerda Adriana.

Cuando Marín se subió al cabezal se percató de las fotos y, al parecer, le tiró el camión a Guiselle, quien asegura que se subió a la baranda de metal de la orilla de la carretera y subió las piernas. La bici resultó con daños porque, aseguran, el trailero le dio con el camión.

Las amigas dicen haber experimentado secuelas debido a la amarga experiencia.

“El estrés que me causa no hacer el ejercicio que me gusta me está causando perder el pelo, también siento miedo de volver a salir”, cuenta Adriana.

Guiselle no creía tener traumas, pero explica que tres meses después supo que sí. Este domingo 20 de febrero intentó volver a andar en bici y tuvo que devolverse por miedo a ser golpeada por un carro.

“No le puedo explicar el susto, nos tuvimos que devolver, le dije a Adriana ‘no puedo andar más’, llegando a casa, otro conductor nos tiró el carro encima, se me eriza la piel, siento que todos los carros me pasan a la par, no puedo andar así”, dijo Guiselle.

Ambas cuentan con el apoyo de otros ciclistas y esperan que el caso se eleve a juicio y que este sirva para reforzar la idea de que en cada bici va una vida que debe ser respetada.

“Espero que este señor (trailero) no vuelva a manejar, él no puede andar en la calle porque usa un tráiler como arma para arremeter contra los ciclistas, a las autoridades les pido más vigilancia, porque la calle es de todos y ojalá en un futuro próximo tengamos infraestructura adecuada para los ciclistas, solo tenemos unos tramos pequeños para andar en bici”.

En lo que llevamos del año cinco ciclistas han muerto en carretera, la tragedia más reciente fue la de José Ricardo Carmona Mora, quien fue atropellado en Orosi por un chofer borracho.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.