Por: Rocío Sandí.   18 octubre
Randall era ingeniero informático y vivía cerca de La Sabana. Foto: Cortesía de Rosibel Aguilar.

Randall Ulloa Acuña, de 39 años, tenía planeada una cena especial con su esposa y una amiga para este jueves en la noche, sin embargo una tragedia lo cambió todo cuando él intentó defender a una muchacha de un asaltante en el parque La Sabana.

En el acto el delincuente le dio una puñalada a Ulloa, quien cayó al suelo herido de muerte.

Rosibel Aguilar, esposa de Randall, contó que ella se extrañó al ver que él se había atrasado por lo que le puso un par de mensajes de texto, pero no recibió respuesta.

“Mientras mi amiga y yo esperábamos salimos a comprar unos helados y un hombre pasó diciendo que habían matado a alguien en La Sabana, entonces nos devolvimos para la casa y agarramos el carro para ir a ver que había pasado”, relató.

Al llegar Rosibel confirmó el peor de sus temores, Randall había muerto y su cuerpo estaba tirado cerca del Estadio Nacional, por donde están las canchas de béisbol.

Rosibel dice que a su esposo siempre le molestaron las injusticias. Foto: Cortesía de Rosibel Aguilar.

Mientras estaba ahí sentía muchas emociones encontradas ya que con frecuencia ella y su esposo iban a La Sabana a correr porque acostumbraban participar en ese tipo de eventos deportivos.

“Él siempre fue así, de ayudar a la gente sin importar de quién se tratara. Le molestaban mucho las injusticias, era muy recto y muy educado”, expresó Aguilar.

Homicida huyó en bici

Las autoridades judiciales contaron que cuando se dio el suceso un asaltante que iba en bici se acercó a una joven para exigirle las pertenencias, entre ellas el celular; ella lo andaba en el bolso y el sospechoso le puso un puñal en el estómago para que accediera.

En ese momento Randall iba pasando y se percató de lo que ocurría por lo que se metió a defenderla. El maleante le dio una puñalada en la parte izquierda del abdomen y luego escapó en la bicicleta con el celular de la muchacha.

La última vez que pudieron monitorear el celular fue en avenida 10, después perdieron la señal.

Rosibel dijo que el cuerpo de su esposo será velado este viernes en la noche en la iglesia de San Rafael de Oreamuno, en Cartago y será sepultado mañana en esa misma localidad.

El homicidio se dio cerca de la canchas de béisbol, en La Sabana. Foto: Jorge Castillo.