Silvia Coto.5 septiembre
Kahel Ramos está preso desde marzo pasado. Foto: Kahel Ramos
Kahel Ramos está preso desde marzo pasado. Foto: Kahel Ramos

Kahel Ramos, exparticipante del programa Combate, en Costa Rica y Guatemala, se sentará en la silla caliente de los acusados en 56 días, el próximo 31 de octubre, por el delito de homicidio.

El también exbailarín del desaparecido grupo Swing Brasil, está detenido desde marzo pasado en la cárcel Jorge Arturo Moreno (La Reforma) en San Rafael de Alajuela.

La Fiscalía lo señala como sospechoso del asesinato de José Alexander Ortiz, de 30 años, ocurrido el 17 de febrero pasado en El Roble de Alajuela.

La prisión preventiva de Kahel venció este jueves 5 de setiembre, su abogado defensor Rogelio Ramírez onfirmó que le ampliaron esa medida preventiva hasta la fecha del debate que se realizará en los Tribunales de Alajuela.

Ramírez aseguró que como defensor había solicitado la celeridad en el proceso, pues para ellos existen muchas pruebas de que Kahel actuó en defensa de la vida de su hermano Marco.

El joven se dio a conocer por su participación en Combate.
El joven se dio a conocer por su participación en Combate.

“El juicio está programado para tres días y fueron aceptados cuatro testigos, demostraremos que no cometió delito", enfatizó Ramírez.

Entre los testigos del juicio estará el hermano del modelo quien resultó herido de bala ese día.

Además, fueron aceptadas varias pruebas ofrecidas por la defensa de Ramos, entre ellas los resultados de la inspección al carro de Kahel, y de su celular, además el vídeo en que se grabaron los disparos.

Aunque el Ministerio Público asegura que Ramos mató a Ortiz por un problema de territorio por venta de drogas, el modelo aseguró en una entrevista que le dio a La Teja, en mayo pasado, que él nunca disparó con la intención de matar al hombre, y que actuó en defensa de su hermano después de que Ortíz le había disparado al joven en el brazo derecho.

La defensa asegura que un video demostrará que Kahel actúo en defensa propia. Cortesía Rogelio Ramírez
La defensa asegura que un video demostrará que Kahel actúo en defensa propia. Cortesía Rogelio Ramírez

Según Ramos, él llegó a visitar a un amigo y Ortiz empezó a gritarles cosas. Asegura Kahel que cuando Ortiz consumía droga siempre le daba por decirles cosas, por lo que decidieron irse, pero cuando iban a subirse al carro de Kahel siguió ofendiéndolos y su hermano y Ortíz se agarraron a golpes.

“Él está tranquilo y confiado en la justicia”, dijo Rogelio Ramírez, abogado defensor.

“Mi hermano cayó al suelo y él (Ortiz) se metió al búnker y salió con un arma y empezó a disparar. Escuchar ese primer disparó hizo la diferencia y ver a mi hermano menor herido no le puedo explicar... Yo sabía que uno de mis amigos estaba armado y que la pistola estaba en la puerta (del carro), entonces no pensé, fue como la adrenalina, la agarré y la cargué”, narró el exbailarín a La Teja.

El carro de Ramos tiene varios balazos. Foto: Rogelio Ramírez
El carro de Ramos tiene varios balazos. Foto: Rogelio Ramírez

Ramos aseguró que José Alexander Ortiz le disparó también a él y que una de las balas le dio en su teléfono celular que estaba metido en un canguro que el tenía puesto.

Kahel asegura que disparó entre cinco y seis veces al suelo, él, su hermano y amigos jalaron del sitio, después se dio cuenta de que el hombre había fallecido porque una bala le dio en la ingle y le perforó la vena femoral.

El excombatiente escapó a Tamarindo junto a su hermano por supuestas amenazas que recibieron. En este lugar guanacasteco la Policía lo capturó.

“Él sigue confiando en la justicia”, dijo el abogado Ramírez.